Presión sobre Rajoy para ofrecer medidas rápidas tras elecciones

lunes 21 de noviembre de 2011 14:17 CET
 

Por Barry Moody y Angus MacSwan

MADRID, 21 nov (Reuters) - El presidente electo del Gobierno español, Mariano Rajoy, se veía presionado al día siguiente de la abrumadora victoria del Partido Popular en las elecciones generales para dar detalles de las políticas que empleará para superar la peor crisis económica en generaciones.

El PP consiguió la victoria electoral más amplia en 30 años el domingo pero el resultado apenas calmó los nervios de los inversores.

El margen del triunfo de Rajoy castigó al gobierno del PSOE por una crisis que ha provocado un aumento del paro por encima del 20 por ciento, la tasa más alta de la Unión Europea.

Los socialistas son el quinto gobierno de la zona euro que cae durante la crisis de deuda (tras Irlanda, Portugal, Grecia e Italia), que ahora parece estar fuera del control de las políticas nacionales.

Sin embargo, ante la ausencia de detalles sobre los planes de Rajoy el diferencial de la deuda española con el bund alemán se ampliaba el lunes unos 20 puntos básicos a 463 pb.

La rentabilidad de la deuda a 10 años subía al 6,57 por ciento, cerca del 7 por ciento que forzó a países como Grecia y Portugal a recurrir a los rescates.

De acuerdo con el largo proceso de transición de España, Rajoy no asumirá el poder hasta en torno al 20 de diciembre, aunque tendrá poco tiempo para el regocijo tras la enorme victoria del PP.

Existía cierta presión para que calme unos mercados nerviosos con algunas palabras sobre unas medidas de austeridad que se prevén profundas y dolorosas. Desde conocerse el resultado de la elección, sólo ha dicho que no habrá milagros en la solución de la crisis.   Continuación...