FMI ve flojo crecimiento EEUU en 2008, pero no una recesión

miércoles 17 de octubre de 2007 15:47 CEST
 

WASHINGTON, 17 oct (Reuters) - La economía estadounidense probablemente evitará una recesión pero afrontará un periodo de crecimiento débil debido a los problemas del mercado inmobiliario, y a los efectos adversos en el gasto del alza de los precios de la energía y expansión del mercado laboral, dijo el miércoles el Fondo Monetario Internacional.

Tal como se esperaba, el FMI redujo su previsión de crecimiento para Estados Unidos en 2008 al 1,9 por ciento desde el anterior 2,8 por ciento en su informe semestral de Perspectivas Económicas Mundiales, y dijo que los riesgos a las previsiones eran bajistas.

El FMI también redujo su previsión de crecimiento de 2007 al 1,9 por ciento frente al 2,0 por ciento que anticipó en julio.

"Los riesgos de una recesión han aumentado, aunque la Reserva Federal probablamente responda rápido suavizando más la política monetaria ante los signos de un aumento de la debilidad y el resultado más probable parece ser un período más prolongado de crecimiento por debajo del potencial", dijo el FMI.

El dólar estadounidense continua sobrevalorado con relación a los fundamentales económicos a medio plazo, a pesar de los mínimos que ha marcado la divisa estadounidense frente a varias de las principales divisas este año, dijo la institución.

La economía estadounidense se ha visto fuertemente dañada por el revés de la morosidad en el sector de hipotecas de alto riesgo, que rápidamente se extendió a otras formas de crédito en todo el mundo y desencadenó una crisis de liquidez.

El FMI mostró su preocupación a que el endurecimiento de las condiciones crediticias, consecuencia de la crisis de liquidez, dificultaría a la petición de nuevos préstamos por parte de los hogares, afectando la demanda de vivienda y sumándose a la ya alto nivel de viviendas disponibles.

El fondo dijo que sus proyecciones asumen un descenso adicional del 5 por ciento en los precios de la vivienda, pero que la caída podría ser incluso mayor.

"Las dificultades actuales en el mercado hipotecario probablemente acentúen el descenso de la inversión residencial, mientras que los precios de la vivienda probablemente animen a los hogares a aumentar los ahorros, dañando los niveles de gasto", dijo el FMI.

"Las exportaciones, sin embargo, se espera crezcan firmes beneficiándose del continuado descenso del dólar, del sólido crecimiento de países socios y de unos saludables balances corporativos que deberían apoyar la inversión empresarial", dijo.