Almunia - La coordinación y no el estatus del BCE es la clave

lunes 15 de octubre de 2007 16:34 CEST
 

BRUSELAS, 15 oct (Reuters) - El debate económico de la zona euro debería centrarse en la coordinación de la política fiscal y económica entre los ministros de economía de la zona euro, no en la independencia del Banco Central Europeo, dijo el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Joaquín Almunia.

Francia, actualmente la segunda economía de la eurozona, ha presionado a los ministros de economía de zona euro para que tengan algo más que decir sobre la la independencia de la política monetaria en los países del euro, al mismo tiempo que acusan a las subidas de los tipos de interés del banco central de la pobre evolución de las exportaciones francesas.

Mientras piden una mejor gestión económica, París ignora las disposiciones de la Unión Europea que requieren recortes del déficit presupuestario de al menos un 0,5 por ciento anual en el Producto Interior Bruto hasta que las cuentas se equilibren.

Este año y el próximo, Francia planea recortar su déficit tan sólo en 0,1 puntos porcentuales. Por su parte, Italia, la tercera economía de la eurozona, sólo espera recortar su déficit en 0,2 puntos porcentuales en 2008, a pesar de que tiene la deuda más elevada de las 27 naciones de la UE.

Almunia pidió a los miembros de la eurozona que equilibren sus presupuestos rápidamente con el fin de hacer sostenibles las las políticas de finanzas públicas en un momento de envejecimiento poblacional de las sociedades europeas.

"Es de gran importancia que los miembros de la zona euro se encaminen rápidamente hacia la consecución de unos presupuestos equilibrados en términos estructurales", dijo Almunia en una conferencia en la Barcelona Graduate School of Economics.

Después de la última reunión de los ministros de economía de la zona euro, también llamados el Eurogrupo, que tuvo lugar la semana pasada, Almunia dijo que Francia e Italia corren el riesgo de repetir los errores del pasado si no recortan su déficit presupuestario lo suficientemente rápido.

"El Eurogrupo ... comienza a desarrollar un entendimiento común en ciertas materias de política económica, incluyendo asuntos de política fiscal, y es consciente de los crecientes retos económicos a los que se enfrenta la eurozona", dijo Almunia.

"Sin embargo, ahora necesitamos canalizar este hecho de que nos entendamos y seamos conscientes para convertirlo en un acercamiento coordinado y concreto de crear políticas en el marco de la Unión Económica y Monetaria."

"Este es el reto real para conseguir una buena gestión en la zona euro, en vez de discutir una y otra vez sobre la independencia del BCE", añadió.