Vegara critica informe Moody's sobre banca española

martes 2 de octubre de 2007 13:05 CEST
 

MADRID, 2 oct (Reuters) - El secretario de Estado de Economía, David Vegara, criticó el martes a la agencia de calificación Moody's por avanzar posibles rebajas de ratings a cajas de ahorro españolas en un sentido genérico.

"En estos momentos las agencias de rating deberían tener especial cuidado en la política de comunicación. Hablar en términos abstractos, no entiendo muy bien a qué contribuye a la clarificació de la situación", dijo Vegara en un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica.

La agencia de calificación dijo ayer en un informe que ve un "aterrizaje suave" para la economía española y que en ese contexto, los bancos españoles están bien dispuestos para sobrellevar la desaceleración en los sectores constructor e inmobiliario.

Sin embargo, Moody's señaló que en caso de unas condiciones más severas - un "aterrizaje brusco" que desvíe la crecimiento del tres por ciento - algunas instituciones financieras estarían más expuestas a un cambio negativo de su rating.

"Vemos ciertas instituciones más en riesgo, como aquellas que combinan una alta exposición al sector inmobiliario...como tal, hemos identificado a cinco instituciones que podrían ser las primeras candidatas a una acción de rating negativa", dijo el informe.

Moody's añade que el perfil de estas cinco instituciones, que no nombra en el informe, es de cajas de ahorro regionales o locales que han experimentado un crecimiento por encima de la media en los préstamos a promotoras inmobiliarias en los últimos años y presentan por esa razón unos ratios de capital más tensos.

En el caso de un "aterrizaje brusco", un escenario más severo contemplado por la agencia, hasta 13 instituciones podrían estar en riesgo por una aumento de la morosidad hasta los niveles de comienzos de los años 90. Todas estas instituciones, agrega el informe, tienen en la actualidad una calificación "A".

Moody's destaca, no obstante, que los bancos y las cajas de ahorro de España son más resistentes en la actualidad a una corrección en el mercado inobiliario que en la crisis de principios de los 90.