Crece la presión sobre Société Générale por el fraude millonario

viernes 25 de enero de 2008 22:14 CET
 

PARÍS (Reuters) - El banco francés Société Générale se enfrentaba el viernes a crecientes presiones para explicar con todo detalle cómo se las arregló uno de sus operadores para engañar a sus jefes y provocar una pérdida de 4.900 millones de euros, mientras su familia aseguraba que era un chivo expiatorio.

En una señal de que el Gobierno estaba exasperado por el escándalo, el primer ministro francés, François Fillon, criticó abiertamente al banco por no haberle advertido antes del problema que se estaba cociendo.

"Fui informado, junto al resto de las autoridades estatales, el miércoles", dijo en una rueda de prensa tras reunirse con su homólogo de Luxemburgo. "Quizás el Gobierno podría haber sido informado antes", añadió.

Las declaraciones de Fillon se sumaron a las aflicciones de los máximos directivos de Société Générale, que ha culpado de todo a un joven operador, que algunos colegas han identificado como Jérôme Kerviel, de 31 años.

En sus primeros comentarios sobre el mayor escándalo de este tipo del mundo, el presidente Nicolas Sarkozy lo calificó de "fraude interno a gran escala" y aseguró que no afectaba a la "solidez y fiabilidad del sistema financiero francés".

El gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, dijo que las cuentas de Société Générale estaban ahora limpias después de que el banco deshiciera las operaciones del operador, quien no ha sido visto desde entonces.

Noyer descartó los rumores de que algunas pérdidas adjudicadas al operador se debieran a la crisis crediticia mundial en curso, pero sugirió que otros bancos franceses podrían anunciar amortizaciones vinculadas a las pérdidas del mercado crediticio cuando informen sus resultados.

Las acciones de SocGen cayeron un 2,3 por ciento a 73,87 euros. Los títulos han perdido alrededor de un 20 por ciento en lo que va del año, debido a rumores sobre sus exposición a pérdidas crediticias.

Algunos analistas recortaron sus recomendaciones para el banco.   Continuación...

 
<p>El banco franc&eacute;s Soci&eacute;t&eacute; G&eacute;n&eacute;rale se enfrentaba el viernes con arduas preguntas por no haber descubierto a tiempo el mayor fraude financiero de la historia, en el que un operador provoc&oacute; una p&eacute;rdida de 4.900 millones de euros ante las narices de los directivos. En la imagen, el presidente de Soci&eacute;t&eacute; G&eacute;n&eacute;rale, Daniel Bouton, en Par&iacute;s el 24 de enero. REUTERS/Benoit Tessier</p>