Intel detecta fallos en chips y recorta pronósticos de ingresos

lunes 31 de enero de 2011 18:52 CET
 

NUEVA YORK, EEUU, 31 ene (Reuters)- Intel recortó el lunes en 300 millones de dólares (220 millones de euros) su pronóstico de ingresos para el primer trimestre de 2011 debido a los costes que generará la corrección de un defecto de diseño que descubrió en uno de sus procesadores.

Aunque la empresa dijo que está corrigiendo el problema, detuvo los envíos del procesador, que se utiliza en ordenadores que llevan la línea de chips de última generación Sandy Bridge. Intel (INTC.O: Cotización) indicó que el coste total de reparar y reemplazar el procesador rondará los 700 millones de dólares.

"Ha sido el resultado de una serie de pruebas de estrés llevadas a cabo en el 'chipset'. No se vio en las pruebas normales", dijo a Reuters el portavoz de Intel Chuck Molloy. "El problema no pasaría inmediatamente, sino en entre dos y cuatro años".

El mayor fabricante de chips del mundo, cuyas acciones llegaron a retroceder un 1,6 por ciento tras el anuncio, dijo que no espera que el problema perjudique sus ingresos anuales. Intel comenzará a entregar una versión actualizada del procesador a finales de febrero.

Pero como el fallo afectó a algunas de las unidades entregadas durante el cuarto trimestre, la compañía planea asumir un coste que reducirá su margen bruto en unos 4 puntos porcentuales en ese período. También suscribirá un cargo en el primer trimestre que reducirá su margen bruto en ese lapso de dos puntos porcentuales.

Además llega en un momento en el que afronta una ralentización en la venta de ordenadores personales y un reto importante ante la explosión en popularidad de los dispositivos móviles, un mercado dominado por la británica ARM Holdings.

Aunque los procesadores de Intel son el cerebro de alrededor del 80 por ciento de los ordenadores del mundo, la empresa todavía no ha conseguido entrar con fuerza en los dispositivos móviles utilizados para navegar por Internet y actualizar los perfiles de los usuarios en las redes sociales.

Este fallo, junto con dos compras pendientes, entre ellas la de la firma de seguridad informática McAfee, llevó a Intel a revisar su pronóstico general. Con estos acuerdos, espera unos ingresos en el primer trimestre de 11.70 millones de dólares, 200.000 millones más que su pronóstico anterior.