Ventas débiles de televisores afectan a los ingresos de Philips

lunes 24 de enero de 2011 17:31 CET
 

ÁMSTERDAM, 24 ene (Reuters) - Philips Electronics atribuyó el lunes sus decepcionante ganancias del cuarto trimestre a unas ventas débiles de televisores y advirtió que los consumidores de los mercados maduros se mostrarán reacios a gastar este año.

El gigante holandés de electrónica de consumo, sanitaria y de iluminación, que quiere impulsar sus ventas en mercados emergentes de rápido crecimiento, compite contra General Electric (GE.N: Cotización) y la alemana Siemens (SIEGn.DE: Cotización), que presentará sus resultados el martes.

El viernes, General Electric anunció unas ganancias mejores de lo previsto para el trimestre. A principios de mes, Siemens señaló que su división de equipamiento sanitario había recibido más pedidos en los últimos tres meses de 2010 que en el mismo periodo del año anterior, gracias a su negocio de equipo médico de diagnóstico.

Por su parte, Philips (PHG.AS: Cotización) anunció el lunes unos beneficios netos de 465 millones de euros, lejos de los 532 millones de euros que se esperaban de media, según un sondeo de Reuters.

"Los resultados de Philips son, en cierta forma, decepcionantes, principalmente debido a (los resultados) peores de lo esperado en su división de estilo de vida del consumidor", dijo Sjoerd Ummels, analista de ING.

"Philips recalca que el ánimo del consumidor seguirá siendo sombrío en 2011 y esa no es una sorpresa, pero aún así hemos tenido dos años de ánimo bajo del consumidor en los mercados maduros, y aparentemente no hay un final a la vista", añadió.

La compañía indicó que espera un repunte en el sector de la construcción, que debería mejorar su negocio de iluminación durante el segundo semestre.

Philips registró ventas en el cuarto trimestre por valor 7.392 millones de euros, un incremento de un 1,8 por ciento, frente a una previsión de 7.560 millones de euros, dado que el negocio de consumo, que abarca desde arroceras hasta tostadoras, se vio afectado por otro trimestre de débiles ventas de televisores.

"Las ventas se vieron afectadas por un sentimiento negativo del consumidor en los mercados desarrollados, mientras que la reducción sostenida de inventarios en el comercio resultó en un diciembre particularmente lento", dijo el consejero delegado saliente, Gerard Kleisterlee, en un comunicado grabado antes en audio.