Panasonic, muy cauteloso sobre EEUU, Europa y el fin de año

viernes 10 de diciembre de 2010 14:03 CET
 

Por Isabel Reynolds y Reiji Murai

TOKIO, 10 dic (Reuters) - El fabricante de artículos electrónicos Panasonic dijo el viernes que no espera una recuperación firme en las ventas de fin de año en Norteamérica y Europa, pero espera llevar a su deficitaria unidad de televisores a cifras positivas en el trimestre enero-marzo.

El presidente de Panasonic (6752.T: Cotización), Fumio Ohtsubo, dijo además en una entrevista con Reuters que espera que algunos costes por reestructuración tras la compra de Sanyo Electric 6764.T surgieran en el año financiero que empieza en abril.

"Todavía no tenemos cifras detalladas, pero basándonos en los informes rápidos de América y Europa, no hay una recuperación firme en el consumo", dijo Ohtsubo sobre las ventas en el crucial período de compras de fin de año.

"Están dentro de las expectativas que teníamos a comienzos del período del cierre del año y casi en línea con las de año pasado, o ligeramente superiores", dijo.

Un analista dijo que cualquier incremento en las ventas del año pasado sería considerado favorable, dada la incertidumbre económica en los mercados desarrollados.

"Si lograran superar las ventas del año pasado, eso daría una muy buena impresión", dijo Nobuo Kurahashi, analista de Mizuho Investors Securities. "El mercado de televisores en particular no ha sido bueno en Estados Unidos", agregó.

Ohtsubo dijo que espera que el negocio de televisores de Panasonic vuelva a ser rentable en el período enero-marzo, en parte gracias al lanzamiento de un nuevo modelo en febrero.

No obstante, espera que esa unidad registre su tercera pérdida anual consecutiva para el año fiscal que concluye en marzo.

La capacidad de la unidad de generar beneficios para el período septiembre a marzo dependería de las ventas de final de año, agregó.

Ohtsubo dijo también que para el año a marzo de 2012, el fabricante de los televisores Viera y de las cámaras Lumix apunta a generar beneficios en el segmento de televisores pese a la feroz competencia, que espera que provoque una caída de más de un 10 por ciento en los precios de los aparatos para 3D.