Obama impulsa una reforma migratoria pese al débil apoyo

jueves 1 de julio de 2010 21:33 CEST
 

Por Jeff Mason

WASHINGTON, 1 jul (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, renovó el jueves su esfuerzo por reformar la inmigración en Estados Unidos, acercándose a los votantes hispanos pese a las posibilidades mínimas de que el Congreso apruebe una legislación sobre el tema este año.

En su discurso, Obama, presidente demócrata, pidió el apoyo republicano para aprobar una ley que resuelva el problema de la inmigración del país, que tiene 11 millones de inmigrantes ilegales, sin afectar la economía o violar los valores estadounidenses.

Obama ha estado bajo presión para cumplir su promesa de la campaña presidencial de 2008 de reformar las normas de inmigración estadounidense. Una estricta nueva ley en Arizona llevó el asunto al centro del debate público, indignando a los hispanos, que son un importante grupo electoral para los comicios parlamentarios de noviembre.

En una universidad estadounidense, el presidente criticó la ley de Arizona pero no mencionó una posible demanda de su Gobierno para bloquearla antes de que entre en vigor el 29 de julio. El Departamento de Justicia estadounidense podría presentar una impugnación legal a corto plazo.

Obama no dio fechas para aprobar la reforma nacional, pero señaló estar preparado para continuar con el tema si republicanos y demócratas podían trabajar juntos.

"Estoy listo para avanzar, la mayoría de los demócratas están listos para avanzar y creo que la mayoría de los estadounidenses están listos para avanzar", indicó.

"La reforma que le otorga responsabilidad a nuestro sistema de inmigración no puede ser aprobado sin los votos republicanos. Esa es la realidad política y matemática", agregó.

En un gesto al partido opositor, Obama tuvo inusuales palabras de elogio a su antecesor, George W. Bush, calificándolo de valiente por trabajar en una reforma inmigratoria mientras estuvo en su cargo. Su intento no tuvo resultados positivos.   Continuación...