A las firmas españolas no les preocupa el plazo para la paridad

domingo 28 de marzo de 2010 15:43 CEST
 

Por Sarah Morris y Judith MacInnes

MADRID, 27 mar (Reuters) - Hasta finales de la década de 1970, las mujeres empresarias en España necesitaban el permiso de su marido para firmar cheques o solicitar créditos.

Pero en 2007, el Gobierno socialista español se convirtió en el segundo Ejecutivo del mundo, después de Noruega, en asestar uno de los golpes más duros contra el club de los hombres con poder, al fijar una fecha límite para lograr una igualdad de género en las salas de juntas.

La mayoría de empresas españolas se siguen aferrando al viejo status quo tres años después, con pocos indicios de que tengan la intención de cumplir la fecha límite que se ha establecido en 2015, dicen expertos en contratación.

"Las empresas han dicho que si estamos todos de acuerdo y ninguno de nosotros mueve una mano ¿Qué nos van a hacer, matarnos a todos? dijo Eva Levy, de la cazatalentos ExcellentSearch, que dirige una división especializada en encontrar mujeres para puestos directivos. "¿Para qué vamos a hacer nada? Cuando vean que es un fracaso, lo tendrán que retirar".

ExcellentSearch ha contado 44 mujeres en consejos de administración en las compañías del Ibex-35, algo más del nueve por ciento del total.

En torno a nueve de las 35 principales empresas cotizadas todavía no tienen ninguna mujer en sus consejos de administración y muchas están simplemente incluyendo a una o dos mujeres en sus consejos de entre 9 y 12 hombres, apunta Levy.

Para que las mujeres hagan una verdadera contribución a los negocios, muchas directivas dicen que deben ser más que una voz solitaria en el consejo.

"Como las reglas del juego en la empresa las han puesto los hombres muchas veces nos sentimos incómodas", señala Carmen Santos Garaicoechea, que estuvo en el consejo de dirección del Real Madrid, el equipo de fútbol más rico del mundo, según el último estudio de Deloitte.   Continuación...