11 de marzo de 2010 / 22:01 / en 8 años

ACTUALIZA-Piñera asume presidencia Chile entre fuertes seísmos

(Actualiza con detalles, comentarios de presidente Piñera)

Por Antonio de la Jara y Fabián Cambero

SANTIAGO/VALPARAISO, Chile, 11 mar (Reuters) - Sebastián Piñera asumió el jueves el cargo como el primer presidente de derecha en Chile en medio siglo, mientras la tierra tembló con fuerza por una serie de potentes réplicas del terremoto del 27 de febrero que activaron durante algunas horas una alerta de tsunami.

En las regiones costeras del centro y sur del país, cientos de personas se refugiaron en áreas elevadas, ante el temor de que gigantescas olas volvieran a golpear la costa como hace 12 días, cuando desaparecieron del mapa pueblos enteros tras el quinto terremoto más potente de la historia.

Piñera, que suspendió un almuerzo con mandatarios extranjeros tras su asunción, dijo que el área de Rancagua -al sur de Santiago- sufrió daños significativos por las réplicas pero sin víctimas, por lo que se declaró estado de catástrofe con militares a cargo de esa zona pero sin toque de queda.

“Las fuerzas armadas asumen el control y dentro de sus responsabilidades está el mantener el orden público, en ayudar en la emergencia, en colaborar en la reconstrucción”, dijo Piñera.

El área de Rancagua, ubicada unos 88 kilómetros al sur de Santiago, se militariza tal como ocurrió en las regiones del Maule y del Bío Bío, donde cientos de personas saquearon comercios y viviendas horas después del terremoto de hace casi dos semanas.

A pesar de los seísmos, la juramentación de Piñera, de 60 años, se desarrolló con normalidad en la sede del Congreso en el puerto de Valparaíso, a unos 100 kilómetros al oeste de Santiago, aunque varios de los presidentes extranjeros invitados no escondieron su susto.

Mientras en el Congreso se realizaba la ceremonia de traspaso de mando, en las calles de Valparaíso se activaron las sirenas y la policía y bomberos pidieron con urgencia a miles de personas que subieran hacia los cerros del puerto. Horas después, la gente bajaba lentamente a sus hogares.

Unas 500 personas murieron por el temblor y los tsunamis de hace casi dos semanas, que causaron daños por hasta 30.000 millones de dólares y dejaron a miles sin techo y viviendo desde entonces en refugios o carpas.

POTENTES RÉPLICAS

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) cifró en 6,9 la magnitud de la mayor de las fuertes tres réplicas que sacudieron Chile a alrededor del mediodía (15:00 GMT), apenas por debajo del terremoto que golpeó a Haití el 12 de enero.

Las potentes réplicas activaron una alerta de tsunami “preventiva” en buena parte de la costa chilena, donde algunas localidades fueron arrasadas por olas gigantes tras el terremoto de magnitud 8,8 de finales de febrero.

“Ya estamos acostumbrados. Hemos subido y bajado como 10 veces el cerro desde el terremoto. No para de temblar”, dijo Lidia Gallardo, de 70 años, desde el puerto de Talcahuano, en el sur del país, que fue azotado por el maremoto de hace dos semanas.

Por la tarde, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico (SHOA) de la Armada chilena levantó la alerta preventiva, aunque se registraron marejadas en los pueblos costeros de Pichilemu y Bucalemu. Solo se mantenía la alerta para la remota Isla de Pascua, en el Pacífico Sur.

La minera chilena Codelco, principal productor de cobre del mundo, y AngloAmerican dijeron que no habían problemas en ninguna de sus minas en la zona afectada por las últimas réplicas, mientras que las refinerías de la petrolera estatal ENAP no sufrieron daños adicionales tras los fuertes seísmos.

Varios edificios en Santiago de Chile fueron evacuados, aunque en las horas siguientes se volvió a la normalidad.

PRIORIDAD: RECONSTRUCCIÓN

Piñera, que puso fin a dos décadas de gobiernos de centroizquierda, tendrá como misión prioritaria levantar al país tras el terremoto que dejó unos 500 muertos identificados, hasta el momento.

“Sequemos estas lágrimas y pongamos manos a la obra en la gran tarea de enfrentar esta emergencia, en la gran tarea de reconstruir el país”, dijo Piñera.

La ceremonia de asunción de mando fue discreta y corta tras las fuertes réplicas, lo que obligó a sacar rápidamente a las autoridades y mandatarios que asistieron al Congreso, edificio que luego fue oficialmente evacuado.

“Asustó mucho”, dijo el presidente colombiano, Álvaro Uribe, a Reuters, antes de asistir a un almuerzo oficial con Piñera, uno de sus aliados ideológicos en la región, en la localidad turística de Viña del Mar.

“Uno se toma las cosas con serenidad, pero obviamente no es estamos acostumbrados a aquello (...) No se puede negar que fue una sesión bastante movida”, comentó a periodistas el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa.

El empresario sucede en el mando a la ahora ex presidenta Michelle Bachelet, quien dejó el poder con un histórico apoyo de 84 por ciento, según una encuesta difundida esta semana.

“Por un lado nos vamos muy tristes por lo que ha pasado en estos últimos días, tanto dolor en tanta gente”, dijo una emocionada Bachelet.

Tras visitar Rancagua, Piñera se trasladaba a Constitución para viajar más tarde a la capital chilena, donde encabezará durante la noche su primer gabinete, con el que abordará las tareas de reconstrucción del país tras el desastre.

Chile fue gobernado por dos décadas por la Concertación, que dio prosperidad al país y trajo la democracia tras la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990), quien falleció en el 2006.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below