11 de enero de 2010 / 19:15 / hace 8 años

Siemens ofrece unas previsiones cautas

FRÁNCFORT, 11 ene (Reuters) - El grupo industrial alemán Siemens (SIEGn.DE) señaló que las condiciones de cambio siguen siendo duras y que la presión sobre los precios de venta afectará a los ingresos en los próximos trimestres, en lo que los analistas definieron como una cauta previsión.

Siemens, un peso pesado de la mayor economía de la zona euro gracias a su amplia gama de productos, espera que las ventas en el año que termina en septiembre caigan a unos 73.000 millones de euros, frente a los 77.000 del año anterior, indicó el lunes el director financiero de la empresa, Joe Kaeser.

“Las condiciones en el sector de la manufactura y los mercados financieros mundiales siguen difíciles”, indicó en las diapositivas de su presentación ante una conferencia de inversores en Nueva York, reiterando comentarios del mes pasado.

El directivo señaló que los recortes de gastos han ayudado a la empresa a tener resultados relativamente buenos en los tres meses hasta diciembre, aunque señaló que pasarán años hasta que las cifras récord de 2007 y 2008 vuelvan a estar al alcance.

Basándose en unas previsiones de declive de precios de unos 2.000 millones de euros, expresó sus expectativas de obtener unos beneficios operativos anuales de 6.000 o 6.500 millones de euros, frente a los 7.470 de la vez anterior.

CIFRAS AUSTERAS

Las guías de Siemens, más austeras que las de algunos de sus rivales, incluyeron previsiones negativas en el declive de precio, a pesar de las señales recientes que ha ofrecido la economía mundial apuntando a la dirección opuesta, según los analistas.

“Es dudoso que uno de los mayores temores para 2010 sea la posible deflación del precio del equipamiento, en especial después de las cautas previsiones para 2010 que hizo Siemens en diciembre”, indicó Deutsche Bank en una nota.

“Por el contrario, los últimos indicios apuntan a la inflación, no a la deflación”.

A su vez, JP Morgan indicó en una nota: “Las estimaciones de Siemens se basan en una visión cauta de los precios, y si aplicáramos suposiciones similares a otras empresas del sector, tendríamos que reducir las previsiones de forma considerable”.

Jeff Immelt, consejero delegado de su rival General Electric (GE.N), dijo el mes pasado a sus inversores que esperaba unos beneficios planos en las grandes unidades industriales de la firma, lo que definía las perspectivas generales de GE para 2010.

Philips (PHG.AS), que compite con Siemens en el mercado sanitario, espera que las ventas vuelvan a cifras de crecimiento del 6 por ciento o más tras la crisis económica, según dijo este mes a una revista alemana el consejero delegado de la firma holandesa.

Kaeser dijo que esperaba que los negocios industrial de ciclo corto, en los que pasan unos tres o cuatro meses desde el pedido a la empresa hasta la entrega a los clientes, empezase a mostrar signos de recuperación en la segunda mitad del año, y que había claros indicios de que la crisis empezaba a remontarse en ese campo.

Sin embargo, aún no había señales de que la tendencia hubiera tocado fondo en Soluciones Industriales y Servicios, dos divisiones del sector energético.

También señaló que las reducciones de costes que hay en marcha tendrían como resultado un sólido beneficio operativo del grupo en su primer trimestre fiscal, en comparación con el anterior.

Siemens presentará sus resultados trimestrales el 26 de enero.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below