La negociación no parará el enriquecimiento de uranio, dice Irán

martes 20 de octubre de 2009 13:05 CEST
 

TEHERÁN, 20 oct (Reuters) - Irán nunca abandonará su derecho "legal y obvio" a la tecnología nuclear y no dejará de enriquecer uranio, dijo su ministro de Asuntos Exteriores, a pesar de las negociaciones que Occidente espera lleven a una contención del polémico programa.

"Las reuniones con las potencias mundiales y su comportamiento muestran que el derecho de Irán de tener una tecnología nuclear pacífica ha sido aceptado por ellos (...) Irán nunca abandonará su derecho legal y obvio", declaró Manuchehr Motaki el martes.

Las conversaciones entre Irán y tres potencias mundiales (Estados Unidos, Francia y Rusia) sobre un acuerdo para el suministro de uranio para aliviar los temores sobre el programa iraní de enriquecimiento comenzaron el lunes en Viena, pero su reanudación, prevista para las 10:00 horas del martes (08:00 GMT), se retrasó durante dos horas.

El encuentro, cuyo anfitrión fue la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA), ofreció la primera oportunidad de seguir las propuestas planteadas en unas negociaciones celebradas el 1 de octubre en Ginebra con el objetivo de desactivar el 'impasse' por las sospechas de que el programa iraní pretende fabricar armas nucleares de manera encubierta.

Motaki alabó las negociaciones, que según diplomáticos occidentales están basadas en un acuerdo iraní de principios para enviar uranio poco enriquecido a Rusia y Francia para que lo procesen en combustible para un reactor iraní que produce isótopos médicos.

"Vemos un desarrollo serio en las negociaciones (...) la continuación de las negociaciones puede llevar a un acuerdo sobre el suministro a Irán de uranio enriquecido al 20 por ciento", declaró en una rueda de prensa en Teherán.

"Lo que queremos es nuestro derecho basado en el Tratado de No Proliferación (TNP). Dice que los países miembros deberían recibir el combustible nuclear para propósitos pacíficos de aquellos miembros que tienen el combustible".

Occidente espera que el envío de una gran cantidad de la reserva del uranio poco enriquecido de Irán para obtener combustible para el reactor médico de isótopos minimizará el riesgo de que refine el material a un alto grado de pureza que le permita utilizarlo en armas nucleares.

Diplomáticos occidentales afirman que Teherán debe en último término reducir su programa para disipar los temores de que un arsenal creciente de uranio poco enriquecido sea progresivamente refinado en su pureza para acabar fabricando bombas atómicas de manera encubierta.

Irán ha recibido tres rondas de sanciones de la ONU por no frenar su programa de enriquecimiento. El lunes aseguró que no dudará en producir uranio muy enriquecido si fallan las negociaciones en Viena.

El acuerdo del 1 de octubre para permitir las inspecciones de una nueva central nuclear y de enviar el combustible al exterior para su refinamiento evitó que fuera sancionado nuevamente.