El programa Renove alemán impulsa las ventas de coches en agosto

miércoles 2 de septiembre de 2009 17:25 CEST
 

FRÁNCFORT, Alemania, 2 sep (Reuters) - Los incentivos del Gobierno alemán de hasta 2.500 euros por cambiar de coche impulsaron las matriculaciones un 28 por ciento en agosto frente al mismo periodo del año anterior.

Hubo un alud de solicitudes para el plan de 5.000 millones de euros establecido por Berlín para alentar la demanda de los consumidores y respaldar la industria automovilística, que finaliza el miércoles, según la agencia Bafa, que opera el programa.

"Acaba de entrar la última solicitud", dijo a la prensa el presidente de Bafa, Arnold Wallraff, y añadió que la agencia establecerá una lista de espera para atender a 15.000 personas si las solicitudes existentes se cancelan.

El programa cubrirá unas dos millones de solicitudes, y ha beneficiado principalmente a los fabricantes de coches pequeños, eficientes en combustibles, en lugar de los modelos alemanes de lujo.

"Esperé y esperé debido a que no podía decidirme por un coche específico. Finalmente quería hacerlo esta semana y ahora es demasiado tarde," se quejaba un constructor de 63 años que no quiso ser nombrado.

Programas similares en otros países de Europa y Estados Unidos han ayudado a alentar la demanda entre los cautelosos consumidores, pero también generaron preocupaciones de que los mercados se contraerán nuevamente una vez que finalicen los estímulos.

"Las automovilísticas alemanas ahora entrarán nuevamente en una temporada débil", dijo un concesionario de Fráncfort.

La oficina de estadísticas del Gobierno dice que el subsidio para el canje ayudó a que el consumo privado en la economía más grande de Europa creciera un uno por ciento en el primer semestre de 2009. Sin tener en cuenta el programa, hubiera retrocedido un uno por ciento frente al mismo periodo del año anterior.

Las compras de agosto de cerca de 275.000 unidades elevó las matriculaciones de coches en Alemania a cerca de 2,8 millones en los primeros ocho meses del año, un aumento del 26,8 por ciento anualizado, según la asociación de fabricantes extranjeros de automóviles VDIK.

El presidente de VDIK, Volker Lange, dijo que los bonos para canjes de coches seguirán teniendo un impacto positivo en las próximas semanas gracias a los pedidos ya realizados.

La asociación de la industria automovilística alemana VDA proyecta que las nuevas matriculaciones en Alemania, el mercado de coches más grande de Europa, superarán las 3,5 millones de unidades este año, pero caerán en 2010.