Carrefour cumple las expectativas, pero no ve signos de mejoría

viernes 28 de agosto de 2009 17:37 CEST
 

PARIS, 28 ago (Reuters) - El grupo francés de supermercados Carrefour confirmó que sus ganancias operativas de 2009 podrían caer hasta un 18 por ciento y dijo que no ve señales de mejoría en un mercado que seguirá siendo complejo durante el segundo semestre.

La segunda mayor cadena minorista del mundo después de la estadounidense Wal-Mart (WMT.N: Cotización) dijo que las ganancias operativas del primer semestre descendieron un 28 por ciento, a 1.010 millones de euros, en línea con su meta del 30 de junio.

Se estima que sus ganancias anuales bajen a entre 2.700 millones y 2.800 millones de euros, desde los 3.300 millones de euros del año pasado, "si continúa la tendencia actual de ventas", dijo el viernes la firma en un comunicado en el que reiteró la advertencia de ganancias del 30 de junio.

Las acciones de Carrefour (CARR.PA: Cotización), que emplea a casi 500.000 personas en más de 15.000 tiendas en 30 países, subían un 4,9 por ciento, a 33,21 euros.

"Las acciones (...) se habían desempeñado por debajo del promedio del mercado desde junio. Las principales razones de este rebote son técnicas", dijo un operador que declinó ser identificado.

Los papeles de Carrefour habían operado peor que otras acciones referenciales francesas desde su advertencia de ganancias.

Consultado sobre las novedades en su principal mercado, Francia, desde finales de junio, el jefe de finanzas de Carrefour, Pierre Bouchut, dijo a los periodistas que no había visto ningún cambio.

"No estamos viendo señal alguna en nuestras cifras de una verdadera mejora en este momento. Tampoco vemos ninguna señal de deterioro en comparación al primer semestre", explicó Bouchut y agregó que los resultados de Carrefour reflejaban un "ambiente difícil".

El presidente ejecutivo Lars Olofsson señaló en una conferencia de prensa que el mercado continuará siendo "desafiante" y que el segundo semestre sería similar al primero.

Carrefour anotó una pérdida del primer semestre de 58 millones de euros, después de unas ganancias de 744 millones de euros en el mismo período del año anterior.

Las ganancias fueron golpeadas por costes extraordinarios de 511 millones de euros, incluido un cargo contable de 400 millones de euros ligado a Finiper en Italia. Sin ese cargo, las ganancias netas habrían caído un 41 por ciento, a 421 millones de euros, sostuvo Bouchut.