Toshiba reduce un 99% su beneficio trimestral

miércoles 29 de octubre de 2008 12:33 CET
 

TOKIO, 29 oct (Reuters) - La japonesa Toshiba anunció el miércoles una caída de un 99 por ciento de su beneficio operativo trimestral, arrastrado por la debilidad de sus operaciones de chips, básicas para la compañía.

La débil demanda de chips también actuó como un lastre en Fujitsu, así como la debilidad en sus ventas de PCs y discos duros, anulando su reducción de costes en sus servicios de servidores e IT, y recortó su previsión anual por debajo del consenso del mercado.

Ambas compañías están enfrentándose a un desplome crónico en el sector de los chips que ha provocado una caída del beneficio trimestral del principal fabricante de chips de memoria, Samsung Electronics, mientras que Hynix Semiconductor ha anunciado pérdidas. Todo el sector de los chips se enfrenta a más recortes de costes y consolidaciones para sobrevivir, según analistas.

Toshiba, el fabricante número dos del mundo de chips de memorias flash NAND, dijo que aún tiene que tomar una decisión sobre posibles recortes en su plan de gastar 367.000 millones de yenes en nuevas líneas y equipos para su división de chips.

La compañía sigue confiando en terminar sin pérdidas en su división de chips en el segundo semestre de octubre a marzo, basándose en su suposición de que las caídas de los precios de las NAND se ralentizará a un declive de un 10 por ciento en octubre-diciembre, y otra reducción de un 5 por ciento en enero-marzo. Los precios cayeron un 45 por ciento en los seis meses transcurridos hasta el 30 de septiembre, señaló.

Una ralentización en la economía mundial está reduciendo la demanda de chips de memorias flash NAND, utilizadas en reproductores de música como el iPod de Apple y en cámaras digitales, y se prevé que Toshiba frene sus agresivos planes para incrementar su capacidad y alcanzar a Samsung.

Toshiba, que también fabrica reactores nucleares, PCs, teléfonos móviles y televisores con pantalla LCD, prevé registrar un beneficio operativo de 150.000 millones de yenes (1.275 millones de euros) en el año hasta marzo, una reducción de un 37 por ciento.

Esa cifra sigue estando por encima del consenso estimado de 117.000 millones de yenes de 12 analistas que rebajaron sus estimaciones después de que la compañía revisara a la baja su previsión en septiembre.

Toshiba, cuyas acciones han perdido alrededor de un 59 por ciento desde el inicio del año, registró un beneficio operativo de 707 millones de yenes de julio a septiembre, frente al beneficio de 61.300 millones de yenes de un año antes, y una caída de las ventas de un 7,3 por ciento, a 1,88 billones de yenes.

Registró una pérdida neta de 26.900 millones de yenes, desde el beneficio de 25.000 millones de yenes del año anterior.