5 de octubre de 2010 / 11:45 / en 7 años

ACTUALIZA 2- Banco de España urge a controlar deuda territorial

* Pide un mayor control estatal sobre las finanzas

regionales

* Ve en ayuntamientos y comunidades el mayor riesgo a

objetivos presupuestarios

* Pide aplicación de la reforma laboral y moderación

salarial

* Reconoce que el crecimiento con empleo tardará en llegar

* Cumplimiento objetivo déficit es "sagrado"

(reescribe titular, añade comentarios y detalles)

Por Carlos Ruano

MADRID, 5 oct (Reuters) - Pese a aplaudir el esfuerzo presupuestario y las reformas emprendidas por el gobierno español en los últimos meses, el Gobernador del Banco de España volvió a instar el martes a la implementación de medidas para corregir el elevado déficit de ayuntamientos y comunidades autónomas.

"Quizá el mayor riesgo para el cumplimiento de los objetivos presupuestarios por parte de las Administraciones Públicas surge de las posibles desviaciones que se puedan producir en el ámbito de las Administraciones Territoriales", dijo Miguel Ángel Fernández Ordóñez en una comparecencia en el Congreso.

"La elevada descentralización del gasto público en nuestro país hace que el concurso de las Administraciones Territoriales sea esencial (...) A día de hoy, las medidas anunciadas por la mayoría (de ayuntamientos y Comunidades Autónomas) distan de responder a la reducción del gasto público necesaria", aseguró.

Como ya hiciera en numerosas ocasiones, Fernández Ordóñez dijo que el Gobierno debe estar listo para tomar "medidas compensatorias" en caso de que se vislumbrase incumplimiento en el objetivo de déficit en 2011 que consideró "sagrado" y centró ese riesgo fundamentalmente en las cuentas terrotiriales. Ayuntamientos y Comunidades Autónomas copan más de un 50 por ciento de los gastos del conjunto del Estado y en 2009 se responsabilizaron de un 23 por ciento del déficit nacional. Los analistas consideran vital un control más ferreo para cumplir con los objetivos de reducción de déficit.

"Dos tercios del gasto ya casi están en las Administraciones Territoriales (...) al final, si no cumplen (los objetivos) son parte de ese seis por ciento (de objetivo déficit/PIB en 2011) ... vaya uno a explicar fuera que el Gobierno Central ha cumplido y el resto no", dijo Fernándéz Ordóñez a periodistas.

Según datos recientes publicados por el banco central, el volumen de la deuda de las administraciones públicas españolas a finales de junio alcanzó los 598.764 millones de euros, la cifra más alta registrada desde el inicio de la serie en 1995 y equivalente a un 56,7 por ciento de PIB. [ID:nLDE68G1GV]

En este contexto, el máximo responsable del banco central, llegó a pedir que la Administración Central fortalezca su papel frente a las administraciones territoriales y que limite y condicione la deuda de comunidades y ayuntamientos.

"No debería descartarse una revisión y fortalecimiento del marco presupuestario nacional (...) La Ley de estabilidad hace de la transparencia un elemento central (...) no es el caso de las administraciones territoriales y, en mi opinión, es urgente subsanar estas carencias", dijo el gobernador.

Fernández Ordóñez, que sugirió aplicar medidas de supervisión similares a las que ha propuesto Bruselas para los estados miembros, pidió condicionar al cumplimiento de los planes de consolidación las autorizaciones de emisión de deuda nueva.

Añadió que incluso podría "plantearse el establecimiento de un límite del gasto" para ayuntamientos y comunidades, instrumento "enormemente útil" para fortalecer la disciplina presupuestaria del Estado.

CUMPLIMIENTO DE OBJETIVOS PRESUPUESTARIOS SON SAGRADOS

Aunque reconoció que las previsiones del Gobierno para el PIB son optimistas en siete décimas respecto a las del consenso de analistas, [ID:nLDE6941CM] Fernández Ordóñez consideró que una desviación en estas proyecciones era una cuestión secundaria frente al imprescindible cumplimiento de las metas de déficit.

"El tema de las previsiones (de crecimiento) no es tan importante como el compromiso en la medida en que además son siete décimas sobre el consenso", dijo al preguntársele si las previsiones de ingresos presupuestarios se veían comprometidas por una previsión del PIB demasido optimista.

"Lo importante es que si la previsión de crecimiento es menor y los ingresos van bien el Gobierno cumpla el seis por ciento (de objetivo de déficit para 2011), ese es el mensaje que se ha mandado al mundo y eso es sagrado, hay que hacer lo que sea porque es la base de la credibilidad del país".

RECUPERACIÓN, PERO SIN GENERACIÓN DE EMPLEO

Pese a reconocer que la economía española parece encaminarse hacia la senda de la recuperación, el funcionario advirtió que aún no se dan las condiciones para un crecimiento sostenible con generación de empleo, en un país con 4,5 millones de parados por lo que pidió profundizar en las reformas.

"El momento cíclico (actual) está marcado por el tímido inicio de una fase de recuperación", dijo para añadir que esta fase podría continuar en los próximos trimestres aunque el tono es muy débil y condicionado a estímulos transitorios.

Ordóñez dijo a periodistas al término de su intervención que es previsible que el PIB del tercer trimestre sea más débil que el del segundo, cuando encadenó su segundo trimestre en positivo con un avance del 0,2 por ciento intertrimestral tras seis trimestres de contracción. [ID:nLDE69419S]

Tras reconocer que pese al abaratamiento en los costes del Tesoro y la apertura de los créditos recientes por una mayor credibilidad de la economía española, reconoció que todavía hay condiciones de financiación restrictivas, por lo que espera una desaceleración de la demanda interna en el segundo semestre.

"Las perspectivas para la economía española configuran un patrón de recuperación gradual que tardará todavía en alcanzar el dinamismo propio de una fase de expansión con generación de empleo", advirtió.

En este sentido y teniendo en cuenta las condiciones de los mercados pidió avanzar en credibilidad y reformas - como la del sistema de pensiones -, abogó por una mayor aportación del sector privado para soportar la actividad y pidió aplicar flexibilidad laboral para garantizar la pervivencia de empleos y empresas.

Fernández Ordóñez pidió "aprovechar las mayores posibilidades que se abren para que las empresas puedan ajustar las condiciones laborales y salariales a los cambios que se produzcan (...) para limitar el impacto de estas perturbaciones sobre el empleo".

Tras pedir expresamente que "el proceso de moderación salarial que se inició en la primera parte del año se afiance en los próximos trimestres", pidió a sindicatos y empresarios aprovechar los cambios impuestos en la reforma laboral para contribuir a "iniciar una nueva fase de dinamismo económico y creación de empleo".

En este sentido, dijo que la lentitud en la aplicación de medidas de flexibilidad laboral debilitaría las posibilidades de recuperación.

Información de Carlos Ruano, editado por Tomás González

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below