9 de octubre de 2009 / 10:46 / en 8 años

ANÁLISIS-Incertidumbre regulatoria pesa en sector verde español

* Es previsible que el Congreso apruebe la semana que viene

el pre-registro de renovables, volviendo a la situación

de antes de julio

* Medida crea incertumbre

* Expertos dicen Gobierno podría intentar desacelerar y

ordenar el crecimiento del sector

* Iberdrola Renovables cae 3,3%, Gamesa baja 6,4%

Por Clara Vilar

MADRID, 9 oct (Reuters) - La previsible supresión de las iniciativas nacidas en verano para intentar controlar el sector renovable vuelve a cargar de incertidumbre una actividad que debería contar con la estabilidad propia de las actividades reguladas, dijeron el viernes analistas, lo que lastraba la cotización de las compañías del sector.

“Está pesando la incertidumbre y la idea general de que el desarrollo de renovables (en España) se vaya ralentizando”, dijo Victor Peiró, analista de Caja Madrid.

A las 1222 hjora loca, Iberdrola Renovables IBR.MC se dejaba un 2,9 por ciento mientras que su matriz Iberdrola (IBE.MC) cedía un 1,3 por ciento. Gamesa GAM.MC, que la víspera anunció además el cambio de su presidente, se desplomaba un 5,9 por ciento.

El Gobierno, que está trabajando en una nueva Ley de Renovables a 2020 que probablemente incluya recortes en las primas, intentó en verano poner un poco de orden en el sector y creó una lista estatal en el que debían apuntarse los proyectos para poder percibir la todavía vigente remuneración.

Sin embargo, la medida provocó un aluvión de solicitudes en un intento de las compañías de escapar al previsto recorte de primas, además de fricciones con las Comunidades Autónomas, que tienen la competencia de convocar y adjudicar concursos así como de inscribir los proyectos una vez puestos en marcha.

El Senado aprobó esta semana la supresión de este pre-registro y el sector da por hecho que el Congreso validará su aprobación definitiva la semana que viene.

“Da una sensación bastante mala que un activo regulado sea definido y redefinido en cuestión de cinco meses”, dijo un analista de un banco internacional de inversión.

El efecto en el sector podría ser de desaceleración en la instalación a medio plazo, según algunos expertos.

“Habrá una desaceleración de la instalación de megavatios en España, pero las grandes pueden soportarlo, tienen presencia también en otras zonas”, dijo un analista.

Peiró señaló que el Gobierno podría estar aprovechando para contener el rápido avance de instalación de megavatios verdes -evitando un boom- y reducir el coste de las ayudas en un momento de crisis económica y de descenso de la demanda de energía

“Se está intentando retrasar el tema de las renovables, ya no hay tanta prisa”, dijo Peiró.

España ha vivido un vertiginoso desarrollo de las energías verdes, que la ha llevado cumplir anticipadamente sus propios objetivos de instalación y a situarse entre los mayores promotores solares y eólicos del mundo.

Actualmente, España tiene instalados unos 21.000 MW verdes, de los cuales en torno a 19.000 MW son eólicos, lo que sopone casi cubrir los objetivos del plan renovable 2005-2010.

SE RECLAMA ESTABILIDAD

La medida, opinan algunos expertos, podría dar salida a una carrera por poner en marcha proyectos y que, una vez logrado el objetivo, se viva un brusco parón. Para evitarlo, los promotores eólicos exigieron al Gobierno que apresure la nueva regulación.

“Necesitamos urgentemente una nueva regulación. Reclamamos estabilidad regulatoria”, dijo un portavoz de la patronal eólica AEE. Los proyectos eólicos tardan en torno a seis años en construirse y requieren una financiación bancaria compleja que se ve entorpecida por la falta de claridad en la remuneración.

Los expertos creen que los pequeños promotores son los principales perjudicados por la incertidumbre regulatoria. Las grandes compañías como Iberdrola Renovables IBR.MC o EDP Renovables (EDPR.LS), con más poder y recursos para financiar proyectos, no verán sus cuentas especialmente resentidas.

Los expertos también recuerdan que el nuevo plan que diseñe el Gobierno deberá tener en cuenta los objetivos europeos para 2020, que fijan que un 20 por ciento de la energía consumida tenga origen renovable.

“No se pueden olvidar de las órdenes de Bruselas”, dijo otro analista.

Según algunos cálculos, España deberá tener más de 50.000 MW renovables para lograr este objetivo y de ellos, unos 44.000 MW serían eólicos.

Editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below