Las fuertes provisiones continúan lastrando las cuentas de Indra

jueves 5 de noviembre de 2015 17:57 CET
 

MADRID, 5 nov (Reuters) - El grupo tecnológico Indra anunció el jueves un resultado neto de explotación (Ebit) negativo de 559 millones de euros, peor que el previsto por los analistas, afectado por las fuertes provisiones en Brasil que podrían incluso ser mayores a final de año.

El grupo, que ha visto su negocio afectado por un profundo proceso de reestructuración, dijo que en términos recurrentes el resultado neto de explotación se situó en una pérdida de 1 millón de euros frente a los 156 millones de hace un año.

Las ventas a septiembre bajaron un 1 por ciento a 2.069 millones de euros frente a los 2.046 millones previstos por los analistas.

En el tercer trimestre, Indra ha realizado provisiones por importe de 167 millones de euros, de los cuales 160 millones de euros corresponden a la provisión del plan de ajuste de plantilla, que afectará hasta 1.750 trabajadores hasta el año 2016, en un proceso que se concentrará principalmente en el cuarto trimestre del año.

Hasta septiembre, el grupo ha registrado provisiones y "efectos no recurrentes" por importe de 589 millones de euros, debido en gran parte a la revisión del negocio en Brasil, que podrían incrementarse a futuro.

Indra ha contratado incluso a agentes externos la revisión de su negocio en el país carioca, que podría dar lugar a mayores provisiones.

"La compañía ha decidido complementar su análisis encargando un proceso de revisión técnica, legal y de estimados contables sobre los contratos objeto de desviaciones, realizado por firmas externas, al objeto de actualizar la situación actual de estos contratos, sus perspectivas en cuanto a calendarios y costes pendientes asociados a los mismos, así como valorar otras alternativas financieras o legales, si fuese necesario", indicó.

La deuda de la sociedad se situó en 837 millones de euros (un 15 por ciento más que hace un año) con un flujo de caja negativo de 187 millones de euros. (Información de Andrés González, Editado por Carlos Ruano)