26 de marzo de 2015 / 8:44 / hace 2 años

ACTUALIZA 1-Accionistas de Repsol votarán renovar como presidente a Brufau

(Añade detalles, contexto)

MADRID, 26 mar (Reuters) - Repsol dijo el jueves que propondrá a sus accionistas renovar por cuatro año más a Antonio Brufau como presidente del consejo de administración, además de ratificar a Josu Jon Imaz como consejero delegado después de casi un año en el cargo.

Por otra parte, los accionistas ratificarán como consejero independiente al estadounidense J. Robinson West, experto en energía y ex asesor de la Casa Blanca.

BRUFAU, UNA HISTORIA DE SUPERVIVENCIA

Con su reelección hasta 2019, Brufau se convertirá en el presidente más longevo en la historia de la petrolera, 14 años, después de sobrevivir momentos turbulentos como el asalto de su antiguo accionista de referencia Pemex y la expropiación de la argentina YPF en 2012.

La renovación llega tras conseguir otro de sus objetivos en la empresa, reforzar el negocio de producción y exploración de la compañía con la compra de la canadiense Talisman por 13.000 millones de dólares.

El “upstream” siempre había sido uno de los puntos flacos de la española, especialmente tras quedarse sin los yacimientos argentinos.

El previsible último mandato de Brufau podría deparar novedades en el traspaso de poderes definitivo hacia Imaz, un químico más conocido en España por su etapa como político nacionalista vasco.

Imaz ha sido el piloto de la compra de Talisman y ya dirige el día a día de Repsol, mientras que Brufau todavía conserva la supervisión de áreas como las de finanzas y comunicación.

La adquisición de la empresa canadiense, que dará a Repsol presencia en más de 30 países, abre una nueva fase en la historia del antiguo monopolio petrolero español, seguramente más enfocada en el negocio de hidrocarburos puro y duro, después de periodos de zozobra política y luchas de poder en el seno del consejo de administración.

En su paso por el antiguo monopolio petrolero español, Brufau ha ido contra la corriente europea al invertir en la modernización de las refinerías de Repsol, apuesta que justo da sus mejores frutos ahora con el desplome de los precios internacionales del crudo, que aumenta los márgenes de beneficio del negocio de “downstream”.

Otras señas de identidad del empresario ilerdense de 68 años han sido su habilidad para vender la expansión internacional de la petrolera y la determinación de mantener un generoso dividendo que ha servido para endulzar las cuitas de accionistas de referencia como la constructora Sacyr.

Actualmente, la rentabilidad por dividendo de Repsol es del 8,3 por ciento, frente al 5,3 por ciento que ofrece la francesa Total o el 5,6 por ciento de la británica BP, según datos de Thomson Reuters.

MANTIENE EL DIVIDENDO FLEXIBLE

En un momento en que otras compañías están empezando a desechar la fórmula del dividendo “scrip”, la petrolera también acordó mantener la opción de que sus accionistas elijan entre recibir su retribución en efectivo o en acciones, proponiendo un un dividendo complementario de 0,50 euros por título con cargo a los resultados de 2014.

Este se suma al dividendo a cuenta de cerca de 0,50 euros anunciado en noviembre.

El dividendo “scrip” ha sido extensamente utilizado por las grandes compañías cotizadas españoles para conservar sus flujos de caja durante una larga crisis económica española que castigó sus cuentas de resultados y estranguló el crédito. (Información de Jose Elías Rodríguez; Editado por Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below