15 de septiembre de 2014 / 13:53 / en 3 años

Koplowitz acelera refinanciación deuda personal tras vencer crédito

* Bancos dejan vencer sin refinanciar deuda de 1.000 mlns de euros

* Cuenta atrás definitiva para un acuerdo, clave para la ampliación de FCC

* La empresaria perderá la mayoría del capital de FCC, no necesariamente el control

Por Jose Elías Rodríguez y Carlos Ruano

MADRID, 15 sep (Reuters) - La accionista de control de FCC encara en los próximos días una carrera contrarreloj para refinanciar una deuda de unos 1.000 millones de euros que se ha declarado ya vencida en espera de un inminente acuerdo que implicará la pérdida de la mayoría del capital de la constructora, dijeron el lunes fuentes conocedoras de la situación.

Esther Koplowitz lleva meses negociando la refinanciación del dinero invertido para controlar el 50 por ciento de la compañía fundada por su padre y hoy vencía un aplazamiento acordado con BBVA y Bankia para el pago del principal y los intereses.

Una de las fuentes que participa en el proceso dijo que se ha tomado la decisión de no fijar una nueva prórroga en vistas de un “próximo” acuerdo, sin ejecución por el momento de las garantías asociadas al préstamo. Los bancos tienen ahora un plazo de 90 días antes de registrar como moroso el crédito hasta hoy no pagado, por lo que el acuerdo tiene ese plazo máximo de ejecución.

“Están trabajando con diversas alternativas y parece que (la refinanciación) se va a cerrar pronto, incluso antes de finales de mes”, dijo una de las fuentes.

Koplowitz, cuyo padre de origen judío-alemán vino a España en la década de 1930 y construyó un imperio constructor tras la Guerra Civil, estaba negociando este verano dar entrada al multimillonario George Soros en el holding que controla la mayoría del capital de FCC.

Sin embargo, tras un verano de idas y venidas, fuentes próximas al proceso descartan la compra de una participación por parte del magnate estadounidense de origen húngaro en la sociedad de los Koplowitz.

“Una vez que la opción de (dar entrada a George) Soros desapareció, se están viendo salidas alternativas. Esther Koplowitz inevitablemente va a perder el 50 por ciento (de FCC), pero hay formas de mantener el control (si sigue siendo titular de más de la mitad de B-1998, el holding que controla más de la mitad de la constructora)”.

En este momento, una de las alternativas que se barajan en el mercado es que Koplowitz, que estaría pidiendo una fuerte quita a los bancos, tenga que deshacerse de otro paquete de acciones en FCC como ocurrió el pasado diciembre, cuando vendió un 3,8 por ciento de FCC a dos inversores institucionales. Fuentes sin acreditar mencionadas en prensa dijeron que uno de los inversores fue George Soros, aunque en los registros oficiales no figura como accionista.

En el marco de esa desinversión, la propia Koplowitz anunció de forma genérica que había alcanzado un acuerdo para refinanciar su deuda personal hasta 2018.

La larga travesía hacia la rentabilidad de FCC ha puesto contra las cuerdas a Koplowitz, especialmente después de que la constructora cancelase el pago del dividendo a finales de 2012, cortando de raíz los fondos con los que atendía al servicio de su deuda personal (unos 80 millones de euros anuales en intereses) y sin expectativas de que éste se reanude en el corto o medio plazo.

En FCC y en los bancos acreedores declinaron hacer comentarios.

MAQUINARIA LISTA PARA AMPLIACIÓN

La refinanciación de la deuda personal de la hija del fundador de FCC es clave para que la constructora se despoje también de su particular espada de Damocles: un tramo insostenible de deuda convertible por 1.350 millones de euros que busca cancelar a través de una ampliación de capital.

“En cuanto se firme el acuerdo de refinanciación de la primera accionista, se pondrá en marcha el proceso de la ampliación de capital”, dijo una segunda fuente.

Según publica el diario Expansión el lunes, FCC ya habría nombrado a Morgan Stanley, JP Morgan y Santander como coordinadores de la operación.

En el eventual incremento de capital, que según algunos analistas podría realizarse con un fuerte descuento, Koplowitz podría verse forzada a diluir su participación algo superior al 50 por ciento en FCC y cuyo valor actual es inferior al de su deuda personal.

Después de largas y arduas negociaciones con la banca acreedora tras un drástico proceso de reconversión, FCC refinanció el pasado abril unas deudas de más de 4.500 millones de euros, incluyendo el citado tramo convertible, que soporta unos intereses superiores al 16 por ciento que la compañía deberá comenzar a pagar a partir de junio del año que viene.

Además, el grupo pilotado por Juan Béjar y presidido por la hija de la dueña, Esther Alcocer Koplowitz, tiene pendiente la refinanciación de 1.000 millones de euros en la filial Cementos Portland, unas negociaciones que según la prensa se han enrarecido tras comprar parte de la deuda de la cementera fondos de cobertura como Apollo o Blackstone.

A las 1645 hora local, las acciones de FCC subían un 0,66 por ciento a 14,57 euros y pierden en lo que va de año un 10,5 por ciento después de haberse revalorizado un 72 por ciento al calor de su reestructuración y de la entrada en el capital del multimillonario estadounidense Bill Gates, que declara poseer un 5,7 por ciento a través de uno de sus fondos. (Editado por Andrés González)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below