17 de abril de 2014 / 11:04 / hace 3 años

Un duro 2013 deja el retorno de la banca europea por debajo de su objetivo

5 MIN. DE LECTURA

* El ROE de 2013 fue del 6,6 por ciento en los principales bancos cotizados europeos

* El nivel de ROE de la banca, alrededor de un 40 por ciento del retorno del mercado

* Los ratios de costes/ingresos mejoran, pero ven impacto de provisiones y multas

* Los requerimientos para elevar el nivel de capital diluyen el retorno

Por Laura Noonan

LONDRES, 17 abr (Reuters) - Los principales bancos europeas está generando un pobre retorno sobre su capital, por debajo de sus objetivos poscrisis, mientras un débil crecimiento del crédito ralentiza su recuperación y las contenciones en los costes son engullidas por unas inesperadamente altas pérdidas en la cartera crediticia.

Los datos muestran que en 2013, los 30 principales bancos cotizados mejoraron sus ratios de costes/ingresos, una medida de su eficiencia, pese a miles de millones en multas y provisiones por una serie de escándalos, pero con un retorno sobre el capital (ROE) tan débil, los inversores podrían convencerse de que su perfil de riesgo es tan bajo como para que les compense.

Dos tercios de los bancos han establecido objetivos numéricos a medio plazo sobre el ROE, y todos apuntan al menos al 10 por ciento, la mayoría de ellos el 12 por ciento o más, y algunos el 15 por ciento o más.

Aunque habitualmente se dan hasta 2016 para cumplir sus metas, el avance es lento. Lograron sólo un 6,6 por ciento en 2013, según cálculos de Reuters con una media simple entre los 26 que desvelaron los datos. Para 2012 fue de un 3,9 por ciento.

Eso está lejos de los gloriosos días de antes del derrumbe hipotecario 'subprime' en Estados Unidos que acabó por poner patas arriba al sector en todo el mundo. En 2006, el grupo disfrutaba de un ROE promedio de alrededor del 19 por ciento, con un 36,4 por ciento para BBVA, un 25,5 por ciento para Lloyds y un 24 por ciento para Bank of Ireland .

Unos mayores niveles de capital, impuestos por los reguladores después de que muchas entidades se quedaran escasas de capital en la crisis financiera, implica que el ROE probablemente no alcance esos niveles de antaño de nuevo, ya que un mayor capital diluye el retorno. Sin embargo, los inversores quieren ver avances.

"(El ROE) sigue muy bajo, teniendo en cuenta lo poco capitalizados que siguen estando muchos bancos europeos", dijo Charles de Vaulx, jefe de inversión de International Value Advisors, con sede en Nueva York, que gestiona unos 18.000 millones de dólares.

Si las pruebas de estrés a los bancos en la UE concluyen que necesitan más capital para lidiar con futuras crisis, el ROE bajará.

De Vaulx cree que algunas de las metas de los bancos son demasiado ambiciosas.

"A medio plazo, un 10 o un 12 por ciento parece mucho más realista", dijo.

Mezcla

Los datos muestran gran dispersión en el ROE, estando bancos nórdicos como Swedbank, Handelsbanken y DNB cerca del 15 por ciento, mientras que otros como el británico Barclays y el austriaco Erste están por debajo del 1 por ciento.

Kian Abouhossein, jefe de análisis de banca europea en JP Morgan, dijo que los retornos el año pasado se vieron lastrados por unas cargas inesperadamente altas por escándalos como la fijación de tipos de interés o la venta fraudulenta de productos, y porque los bancos de la zona euro realizaron provisiones de cara a unas pruebas del BCE que determinarán si sus activos están valorados adecuadamente.

Espera que el ROE rebote en la banca minorista y del sur de Europa este año, pero por debajo de los objetivos, dado el limitado alcance para conceder nuevos créditos en estas economías y por el deterioro de la cartera crediticia.

"Para el negocio doméstico de España, el ROE estará en el 10 por ciento", dijo. "Para Italia, estará por debajo del 10 por ciento (en 2014) y del 10 al 12 por ciento en un entorno normalizado", añadió.

Los principales bancos del sur de Europa tuvieron un ROE de entre el 2,98 de Banco Popular y el 5,61 por ciento de Bankia. Abouhossein dijo que las entidades tenían cierto margen para reducir costes, sobre todo cuando mejore la economía, pero que el factor clave sería las provisiones por pérdidas crediticias. (Información de Laura Noonan; Información adicional de Joshua Franklin y Simon Jessop en Londres. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below