CORREGIDO-ACS no prevé provisiones en renovables en 2013

viernes 30 de agosto de 2013 17:25 CEST
 

(Corrige cifra de provisiones en segundo párrafo)

MADRID, 30 ago (Reuters) - El grupo de construcción y servicios ACS indicó el viernes que ante lo avanzado que se encuentra el ejercicio y la falta de definición en la reforma energética anunciada por el Gobierno en julio, no prevé un impacto adicional en sus cuentas por sus proyectos en energía renovables al menos este año.

"Provisionamos 300 millones de euros contra estos activos el año pasado. En este momento no manejamos un 'guidance' ni un impacto" dijo el director general de desarrollo corporativo de ACS, Ángel García Altozano.

El ejecutivo de la constructora dijo que era necesario conocer la letra pequeña de la reforma para calcular la retribución de cada proyecto renovable en base al nuevo concepto de rentabilidad razonable que tiene que detallar el Ministerio de Industria.

"En todo caso, no esperamos un impacto este año y de haber un impacto y ser este normal, seríamos capaz de controlarlo con las actuales provisiones", añadió durante una teleconferencia con analistas con motivo de las cuentas semestrales de ACS anunciadas en la víspera.

Asimismo, el ejecutivo descartó que estos activos, que el grupo aún no ha conseguido vender por la incertidumbre que ha rodeado al sector eléctrico, requiriesen inversiones significativas el resto del año tras haber sido parcialmente responsables de un incremento de la deuda en los seis primeros meses del año.

ACS cerró junio con una deuda neta de 5.965 millones, todavía lejos del objetivo que se marcó a principios de año de acabar 2013 con un endeudamiento de 3.000 millones. Estas cifras no tendrían en cuenta la deuda de los activos en venta, principalmente de energía renovable y concesionales, que suman un pasivo de casi 3.000 millones de euros.

Aunque García-Altozano no quiso hablar de cifras concretas, dijo que la deuda se reduciría este año de forma destacada una vez se ingresen los fondos de ventas ya anunciadas (activos de Hochtief por 1.350 millones) y con la desinversión de alguno de los otros activos que hay en su plan de desinversiones.

Este año, la filial alemana Hochtief ha acordado la venta de sus negocios de aeropuertos y servicios, y la constructora australiana Leighton el 70 por ciento de su negocio de fibra óptica. De este modo, le faltaría por vender sus proyectos de renovables y otros activos de energía, así como varias concesiones de autopistas y hospitales, y activos inmobiliarios para completar desinversiones por un total de más de 3.000 millones. (Información de Jose Elías Rodríguez; editado por Andrés González y Tomás Cobos)