Filial australiana de ACS cae 6 pct en bolsa tras resultados

miércoles 14 de agosto de 2013 14:02 CEST
 

Por Maggie Lu Yueyang

SYDNEY, 14 ago (Reuters) - Leighton Holdings Ltd, la mayor constructora de Australia, se dejron un 6 por ciento en la sesión bursátil del miércoles tras comunicar que las cuentas por cobrar aumentaron en el primer semestre del año, causando una reducción de sus flujos de caja.

Leighton -filial de la alemana Hochtief, que a su vez está controlada por la española ACS - dijo que los cobros pendientes subieron hasta los 4.400 millones de dólares australianos al cierre de junio, frente a los 3.800 millones de diciembre de 2012.

Los títulos de Leighton llegaron a desplomarse un siete por ciento y terminaron cerrando en 16,24 dólares australianos, mientras en Francfort las acciones de Hochtief cedían un 1,6 por ciento tras publicar también sus cuentas semestrales con unas previsiones que decepcionaron a algunos analistas.

Las cuentas por cobrar de Leighton subieron por el creciente número de proyectos del sector privado y por la complejidad de valorar y negociar las variaciones en los proyectos, entre otros factores, según dijo la compañía, que opera en Australia, Asia y Oriente Próximo.

"Contabilizaron los ingresos pero no han recibido el flujo de caja. Los clientes todavía no les han pagado", dijo Shane Delphine, gestor de inversión en Karara Capital, que añadió que el aumento del saldo de cuentas por cobrar decepcionó a los inversores.

En los primeros seis meses del año, Leighton registró un beneficio neto antes de extraordinarios y dotaciones de 255 millones de dólares australianos, frente a los 287,5 millones que esperaban de media los analistas, según datos de Thomson Reuters. No obstante, duplica con creces los 115 millones del primer semestre de 2012.

Leighton vendió en este periodo el 70 por ciento de sus activos de telecomunicaciones, que incluyeron el operador de fibra óptica NextGen Networks, al fondo de pensiones canadiense Ontario Teachers en una operación valorada en 885 millones de dólares australianos.

Leighton ratificó sus objetivos de 2013, consistentes en un beneficio neto antes de extraordinarios de entre 520 y 600 millones de ólares australianos, y un apalancamiento del 25-35 por ciento a finales de año.   Continuación...