22 de junio de 2012 / 13:43 / en 5 años

Tranquila junta de Iberdrola escenifica cambio de ritmo de ACS

* Galán no descarta usar autocartera para compra acciones ACS o Bankia

* Reitera objetivo de crecer en beneficio en 2012

* Afirma que, en peor de los escenarios del euro, seguirá repartiendo dividendo

* ACS no interviene en la junta, intenta votar por 14,7%, le limitan el voto al 10%

Por Andrés González

BILBAO, 22 jun (Reuters) - La eléctrica Iberdrola celebró el viernes su junta de accionistas más tranquila de los últimos años, pese al descenso del 41 por ciento que han experimentado sus títulos en los últimos doce meses, sin que el habitual azote de la reunión en los últimos años, la constructora ACS, siquiera interviniera en la reunión.

ACS, mayor accionista de Iberdrola con un 14,7 por ciento del capital, cambió el paso hace varias semanas, cuando acordó vender una participación del 3,7 por ciento en la eléctrica, reiterando sin embargo su apuesta estratégica por la compañía.

Pese a la presencia en la reunión del secretario del consejo de administración de ACS, José Luis del Valle, éste no mostró su disconformidad ante ninguno de los puntos del orden del día de la junta, después de haber impugnado encuentros anteriores ante la reiterada negativa de la eléctrica de darle entrada en su consejo de administración.

En un aparte con periodistas, Del Valle explicó que no intervino porque ninguno de los puntos del orden del día le parecía contrario ni a derecho ni a los intereses de la constructora, fiando a la decisión del Tribunal Supremo -- que espera para dentro de un año o un año y medio -- la resolución del conflicto que mantiene con el equipo gestor por entrar en el consejo de la eléctrica.

Sin embargo, y pese a que Del Valle aseguró que ACS había votado por su 14,7 por ciento al no estar en vigor aun la ley del Partido Popular que vuelve a imponer los blindajes en las cotizadas tras su eliminación por parte del PSOE, Galán dijo que la constructora española sólo había votado por el 10 por ciento del capital, volviendo a escenificar el enfrentamiento abierto entre ambas sociedades.

“Sólo han votado por el 10 por ciento”, dijo Galán a preguntas de periodistas tras la junta de accionistas.

Gran parte de la batalla entre el accionista mayoritario y el equipo gestor de la eléctrica se ha librado en los tribunales con varias sentencias a favor de la eléctrica, lo que, unido a la entrada de nuevo en vigor del límite de derechos de voto al 10 por ciento en las cotizadas, ha jugado en favor de la Iberdrola frente al afán de ACS de entrar en su consejo de administración.

NO DESCARTA COMPRAR ACCIONES DE BANKIA O ACS

Con la reciente reestructuración financiera y las dificultades económicas por las que atraviesa España presionando los balances de las empresas y entidades financieras para que reduzcan deuda y vendan participaciones industriales, el presidente de la eléctrica no descartó comprar títulos a sus accionistas para evitar la presión vendedora sobre el valor.

La acción de Iberdrola ha caído un 41 por ciento en el último año y al aumentar las posibilidades de que alguno de sus principales accionistas -- ACS con un 14,7 por ciento del capital o Bankia con un 5 por ciento -- se han disparado las especulaciones de los analistas de que la eléctrica pudiera tratar de llegar a un acuerdo como el que hiciera Repsol con Sacyr para evitar un mayor castigo a la acción.

“Uno de los temas que está presionando nuestra acción es el riesgo de overhang, ante este temor y eso lo dicen todos los analistas que siguen el valor (...) nosotros que vamos a hacer (...) si alguien en un momento determinado, si en un hay momento que ver una situación, pues lo miraremos, lo estudiaremos, pero no por ayudar a un accionista, sino por interés de todos los accionistas”, dijo el presidente de la eléctrica preguntado por la compra de acciones de ACS o Bankia para autocartera.

Diversos analistas han venido apuntando recientemente en sus informes a la posibilidad que Iberdrola pudiera comprar títulos a sus accionistas para evitar destrucción de valor en bolsa.

“Una vez que la estructura de capital mejore, Iberdrola podría potencialmente utilizar 1.000 millones de euros para recomprar acciones propias”, dijo UBS en una nota reciente a clientes.

IBERDROLA NO ESTÁ “DE SALIDA” EN BRASIL

Ante las dificultades de Iberdrola para poder ejecutar su intención de consolidar las dos empresas en las que participa en Brasil -- Neoenergía con un 49 por ciento y el 100 por cien de Elektro -- se han sucedido numerosas informaciones de fuentes y en medios brasileños de que el grupo estaba negociando la venta de su participación en Neoenergía para hacer caja.

Sin embargo, el presidente de la eléctrica quiso insistir que la intención del grupo es consolidar sus negocios brasileños, pese analistas consideran que está encontrando dificultades para lograr su objetivo por las reticencias del Gobierno brasileño.

“Nosotros no estamos de salida, Iberdrola no está de salida en Brasil”, declaró Galán ante la prensa.

REPETIR LOS RESULTADOS DE 2011

El presidente del grupo quiso mandar un mensaje de confianza a sus accionistas pese a los difíciles tiempos que corren para la economía mundial asegurando que, incluso en un escenario de extrema tensión, la eléctrica seguiría dando beneficios.

Para 2012, el grupo espera repetir al menos el resultado de 2011, aunque Galán reconoció que podrían verse en dificultades para lograr este objetivo si el Gobierno lanza una reforma eléctrica muy dañina para sus intereses, en un ejercicio en el que quiere rebajar su ritmo inversión y realizar desinversiones, totales o parciales, para mejorar sus ratios y bajar deuda.

“Si no se producen sustanciales modificaciones regulatorias (...) nuestro deseo es seguir manteniendo nuestra política de dividendos o de remuneración al accionista como llevamos haciéndolo muchísimos años”, explicó Galán a la junta, en la que estaba presente el 83 por ciento del capital de la eléctrica gracias entre otras cosas al pago de una prima por asistencia de 0,0005 euros por acción.

El Gobierno del Partido Popular está ultimando una reforma del sector eléctrico para intentar atajar el problema del déficit de tarifa, una deuda que asumen los consumidores con las eléctricas por la insuficiencia de los ingresos para cubrir los costes del sistema y que acumula ya más de 24.000 millones de euros.

A este respecto, y ante el temor de que el Gobierno imponga una tasa a la generación nuclear o hidroeléctrica, Galán defendió a las energías tradicionales y afirmó que el Ejecutivo tiene que gravar los factores que han generado el déficit, en clara referencia a las primas de las renovables. (Información de Andrés González Editado por Blanca Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below