ACTUALIZA2-S&P baja rating cuatro entidades de crédito españolas

miércoles 4 de marzo de 2009 19:49 CET
 

 *S&P baja ratings de Popular (POP.MC: Cotización), Sabadell (SABE.MC: Cotización),
  Caja Madrid e Ibercaja
 *S&P considera cajas de ahorros españolas que no cuentan con
  su rating lo pasarán peor
 *S&P baja perspectiva de Santander (SAN.MC: Cotización) y BBVA (BBVA.MC: Cotización)
  a negativa desde estable, mantiene ratings
 
 (Agrega detalles)
 MADRID, 4 mar (Reuters) - La agencia de calificación
crediticia Standard & Poor's anunció el miércoles una rebaja en
los ratings de Popular (POP.MC: Cotización), Sabadell (SABE.MC: Cotización), Caja Madrid
e Ibercaja.
 La agencia dijo que la medida refleja una visión más
negativa sobre la magnitud y profundidad de la recesión en
España.
 Añade que las consecuencias de la recesión afectarán a los
perfiles financieros de las entidades, sobre todo en la calidad
y rentabilidad de sus activos desde su última revisión a finales
de 2008.
 La agencia dice que los ratings reflejan las expectativas
del impacto a largo plazo sobre la fiabilidad crediticia de la
severa contracción económica que está teniendo lugar.
 S&P destaca, no obstante, que en su opinión varias entidades
financieras que no cuentan con calificaciones, sobre todo cajas
de ahorros, están sufriendo y continuarán sufriendo del actual
parón económico en mayor medida que las entidades sobre las que
tienen ratings.
 El fuerte deterioro de la calidad de los activos desvelado
por la mayoría de estas instituciones a la largo de 2008 apoya
esta visión.
 Además, Standard & Poor's rebajó la perspectivas de
Santander (SAN.MC: Cotización) y BBVA (BBVA.MC: Cotización) a negativa desde estable y
mantuvo los ratings sobre ambas entidades en 'AA/A-1+'
[ID:nL4271137].
 
 S&P REVISA PIB ESPAÑA A LA BAJA
 Standard & Poor's revisó su estimación sobre el crecimiento
económico español hasta una tasa de crecimiento negativa del 2,9
por ciento en 2009 y una caída del 0,3 por ciento en 2010.
 La agencia de calificación espera que el deterioro de la
calidad de los activos continúe durante los dos próximos años,
pero la gravedad de los problemas varía significativamente de
entidad a entidad, tal como se demostró en 2008.
 S&P dice que el impacto en cada entidad dependerá de la
composición de su cartera crediticia y sus estándares de
garantía en el aseguramiento de los créditos durante el período
de bonanza.
 Como en 2008, la cartera de los bancos en el negocio
inmobiliario, constructor y en actividades relacionadas
registraron las tasas de morosidad más elevadas como
consecuencia de la fuerte contracción en la demanda de
viviendas.
 Al profundizarse la recesión, la agencia espera ver en el
transcurso de todo 2009 un incumplimiento de las carteras de
crédito comerciales de los bancos (que hasta ahora han aguantado
relativamente bien).
 S&P dice que pronostica que las tasas de impagos de los
pequeños y medianos negocios se incrementen fuertemente mientras
el consumo se desacelera. Según Standard & Poor's, la evolución
de la cartera del negocio de préstamos residenciales continuará
debilitándose, castigado por el incremento del desempleo (como
también por los préstamos de consumo).
 Considera que las carteras crediticias más vulnerables son
aquellas confeccionadas en los años recientes (sobre todo en en
2005 y en 2006) con altos ratios loan-to-value (préstamos sobre
el valor) y una disponibilidad escasa.
 En la mayoría de los casos, los bancos concedían préstamos a
individuos con ingresos bajos, inmigrantes y no residentes para
la compra de segundas viviendas, muchas veces a través de
agentes independientes.
 La agencia espera que todos las entidades de crédito
incluidas en el informe requieran de esfuerzos de provisión
diferentes, y por ello que el impacto en su cuenta de resultados
varíe en función de cada entidad.
 Las diferencias en la calidad la cartera crediticia de los
bancos, nivel de cobertura a finales de 2008 (que debería
permitir a las entidades liberar más o menos provisiones
generales para contrarrestar cargos específicos más altos), y la
habilidad para incrementar los diferenciales o primas que cobran
por los préstamos deberían producir resultados diferentes.
 La agencia dice que espera que la rentabilidad sea más baja
en 2010 que en 2009 debido a una mayor acumulación de activos no
productivos, unas reservas contra pérdidas crediticias más
bajas, dos años consecutivos de crecimiento de volumen bajo, y
probablemente tipos de interés más bajos y estables desde ahora
en adelante.
 Standard&Poor's no cree que el capital de Caja Madrid,
Popular, Ibercaja y Sabadell esté ya consumido (en relación con
el rating), y no esperamos que unos resultados más bajos afecten
sustancialmente al capital.
 No obstante, si la contracción es más severa en 2010 o si la
crisis económica se prolonga en 2011, la agencia cree que la
flexibilidad de algunas entidades para lidiar con este escenario
deprimido se pueda ver comprometida.
 
 S&P NO DESCARTA AYUDA ESTATAL A CAJA MADRID
 La agencia ha observado que la calidad de la cartera
crediticia de Caja Madrid se ha deteriorado significativamente
-- particularmente en el segundo semestre de 2008 -- con una
tasa de morosidad del 5,4 por ciento de la cartera crediticia
total a finales de año, lo que se sitúa por encima de la media
del sistema bancario en España.
 A pesar de la liberación gradual de provisiones genéricas,
la agencia cree que la caja de ahorros madrileña liberará
provisiones específicas récord contra las pérdidas de préstamos
durante los próximos dos años.
 Además unos resultados operativos más bajos, en la opinión
de S&P, podría afectar a la rentabilidad de la cuenta de
resultados de Caja Madrid, particularmente en 2010.
 La perspectiva permanece negativa reflejando la posibilidad
de que podríamos volver a rebajar el rating si los problemas de
la cartera crediticia alcanzan un nivel que impactaran de forma
significativa en la parte de baja de su cuenta de resultados.
 Si la inestabilidad financiera lleva a la agencia a otra
bajada de rating de Caja Madrid, S&P valoraría una potencial
ayuda del estado para proporcionar un apoyo extraordinario a la
caja de ahorros madrileña.
 
 S&P ES NEGATIVA SOBRE POPULAR E IBERCAJA
 La rebaja de calificación de Standard & Poor's sobre la
contrapartida de crédito a largo plazo y corto plazo de Popular
incorpora la expectativa de que el rápido deterioro de los
activos en 2008, los problemas de activos de Popular se irán
materializando durante los próximos años.
 El nivel de las provisiones para hacer frente a las pérdidas
crediticias podría reducir significativamente la parte baja de
la cuenta de resultados de Popular a pesar de su fuerte
capacidad para generar ingresos.
 Este escenario llevará a incrementar los problemas de
activos y consecuentemente a elevar los costes crediticios.
 Una inesperada caída de los ingresos podría afectar la
capacidad de Popular para cubrir pérdidas de préstamos esperadas
y también podría llevar a una bajada del rating.
 La bajada de Ibercaja refleja la opinión de S&P de que la
calidad de activos de esta caja y su rentabilidad se verán
presionados como resultados del empeoramiento de la economía.
 Por su parte, la rebaja de Sabadell refleja la visión de la
agencia de la alta exposición del banco al segmento de la
promoción inmobiliaria y el hecho de que una parte importante de
su cartera de préstamos sea con las pymes (pequeñas y medianas
emmpresas) incrementa la vulnerabilidad a mayores pérdidas
crediticias en un contexto de empeoramiento económico.
 
 Los cambios de ratings han sido como se detalla a
continuación:
 Entidad          Nuevo rating largo/   Rating anterior largo/
                perspectiva/corto     perspectiva/corto
 Caja Madrid          A/Negativo/A-1    A+/Negativo/A-1 
 Popular (POP.MC: Cotización)     A+/Negativo/A-1   AA-/Negativo/A-1+ 
 IBERCAJA             A/Estable/A-1     A+/Negativa/A-1 
 Sabadell (SABE.MC: Cotización)   A/Estable/A-1     A+/Negativo/A-1 
 (Información de Jesús Aguado y Carlos Ruano; Editado por
Jose Elías Rodríguez)