CMT obligará a Telefónica a abrir nuevas redes fibra a rivales

domingo 20 de enero de 2008 13:00 CET
 

MADRID, 20 ene (Reuters) - La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) obligará a Telefónica (TEF.MC: Cotización) a abrir sus nuevas redes de fibra óptica a los rivales para fomentar la competencia, según el Libro Blanco del regulador que fue aprobado el jueves pasado y embargado hasta este domingo.

No obstante, para no desincentivar la inversión del operador dominante en nuevas redes, la CMT dijo que no regulará de antemano las condiciones de acceso de los operadores alternativos a estas redes sino que esperaba que se fijaran bajo mutuo acuerdo.

"El objetivo del regulador es fomentar la inversión en infraestructuras y en nuevas tecnologías, alentando tanto la competencia creciente por los operadores de cable como la inversión en infraestructuras del operador tradicional", señaló el informe que servirá de guía para el sector.

La CMT también rechazó de antemano la propuesta de algunos operadores alternativos de una segregación funcional de la red de telefonía fija de Telefónica, lo que permitiría a sus competidores acceder a su red en igualdad de condiciones.

"La CMT entiende que la separación funcional es una medida excepcional y extrema a considerar en el supuesto de constatarse la existecfnia y persistencia de situaciones discriminatorias", dijo el informe.

Telefónica quiere desplegar cuanto antes una nueva red para conectar los hogares con fibra óptica y aumentar la velocidad de conexión de sus clientes.

La operadora, que cuenta con unos 18 millones de líneas en España, dijo que el despliegue de esta red necesitará inversiones significativas -- hasta 1.000 euros por conexión -- y permitirá elevar a 100 megas la velocidad de conexión a Internet.

La operadora ya dijo el año pasado que estaría dispuesta a abrir esta nueva infraestructura a los operadores alternativos siempre que las condiciones se fijaran bajo mutuo acuerdo y no se impusieran de forma general por el regulador.

Los operadores alternativos que alquilan en la actualidad la "ultima milla" de las líneas de cobre de Telefónica para llegar a los hogares de sus clientes, necesitarán dicho acceso si no quieren correr el riesgo de convertirse en el futuro en puros revendedores de servicios de Telefónica.

La CMT dijo que Telefónica tendrá que informar con antelación suficiente a sus competidores sobre los cambios que sufrirá su red y el mapa de centrales.

(Reporting por Robert Hetz; Editado por Juan Navarro)