Ibex-35 abre con caída arrastrado por constructoras

jueves 10 de abril de 2008 09:33 CEST
 

MADRID, 10 abr (Reuters) - El Ibex-35 abrió el jueves con una leve caída, arrastrado por la debilidad de algunos valores del sector constructor en una jornada en la que destacaba el alza de Iberdrola Renovables IBR.MC tras favorables cifras de su negocio eléctrico en el primer trimestre.

"El mercado sigue dominado por el miedo a nuevos agujeros en la banca y a que veamos nuevos incumplimientos en los resultados empresariales aunque los descensos están siendo limitados al descontar el inversor gran parte de las noticias negativas", dijo un operador.

En este escenario, las mayores caídas las sufrían las acciones de Ferrovial (FER.MC: Cotización) con un descenso del 1,76 por ciento 48,70 euros tras subir la víspera más de un dos por ciento.

Su filial concesionaria Cintra CCIT.MC también corregía, en este caso un 1,2 por ciento, tras una subida superior al 2 por ciento el miércoles.

Dentro del sector constructor, los títulos de Acciona (ANA.MC: Cotización) registraban las mayores caídas del selectivo con una bajada del 1,54 por ciento a 169,35 euros.

El Ibex-35 .IBEX bajaba un 0,54 por ciento a 13.525,8 puntos, mientras que el índice general de la Bolsa de Madrid .SMSI retrocedía un 0,48 por ciento a 1.460,64 untos.

En cambio, las mayores ganancias del selectivo se las anotaban esta mañana las acciones de Iberdrola Renovables con una ganancia del 0,48 por ciento a 4,21 euros tras aumentar su producción eléctrica y su capacidad instalada en un 80 por ciento en el primer trimestre del año [ID:nL09138237].

Las acciones de la constructora Sacyr-Vallehermoso SVO.MC recuperaban un 0,46 por ciento después de haberse depreciado el miércoles casi un 4 por ciento tras una sesión de ida y vuelta en la que llegó a ganar un tres por ciento después del anuncio de un acuerdo para vender su participación en la francesa Eiffage (FOUG.PA: Cotización). [nL09730968]

Aunque Sacyr anunció la víspera un acuerdo consensuado con Eiffage para vender su participación a un grupo de inversores institucionales galos, desde París fuentes próximas a la negociación aseguran que no ha habido acuerdo alguno.

(Información de Jesús Aguado; Editado por Carlos Castellanos)