7 de julio de 2008 / 13:44 / hace 9 años

Gobierno advierte al mercado constructor que debe autorregularse

MADRID, 7 jul (Reuters) - El Gobierno advirtió el lunes que no pagará los excesos cometidos en el sector inmobiliario y constructor y abogó por la autorregulación al tiempo que animó a cada agente a asumir su responsabilidad en la crisis.

“(El sector inmobiliario) necesita una intervención inmediata pero, en un sistema de libre mercado, ésta debe autorregularse con el menor coste social posible”, dijo el lunes la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, en una conferencia sectorial.

Para la ministra, el sector inmobiliario y constructor, que ha pasado de ser uno de los principales motores del crecimiento económico del país a convertirse en uno de los principales motivos de preocupación del gobierno y la sociedad, estaba inmerso en una dinámica de “crecimiento insostenible y sujeto a fuertes tensiones especulativas”.

Corredor reconoció que el cambio de las condiciones económicas en un momento de desaceleración que algunos aventuran que puede convertirse en recesión, está afectando especialmente a la construcción y, como otros responsables políticos, abogó por un cambio de modelo.

“En este cambio de modelo productivo, cada cual deberá asumir su responsabilidad y arrimar el hombro”, dijo la ministra.

En la misma conferencia también estuvieron representados los promotores que, a través de la asociación madrileña ASPRIMA, señalaron que para salir del bache es indispensable la eliminación del stock de viviendas sin vender --que ronda el medio millón--.

“Hay que hacer propuestas realistas para la eliminación del stock”, dijo el presidente de ASPRIMA, José Manuel Galindo, que estimó en cuatro o cinco años el periodo necesario para acabar con la bolsa de viviendas sin vender.

LOS PROMOTORES QUIEREN 40.000 MLNS

Los promotores, doblemente atrapados por una crisis de caída de ventas y fuertes restricciones en los mercados de crédito, también pidieron al Gobierno que amplíe considerablemente las ayudas destinadas a apoyar su acceso a financiación.

“Es insuficiente la cantidad que el Gobierno está poniendo encima de la mesa (5.000 millones de euros). La necesidad del sector se cifra entre 20.000 y 40.000 millones de euros”, dijo Galindo.

El Gobierno puso a disposición de las entidades financieras una línea de avales gestionados por el Instituto de Crédito Oficial que debían ser reinvertidos en la financiación de vivienda protegida.

La línea, dotada con 5.000 millones de euros y resuelta en mayo, tuvo peticiones por más de 25.000 millones de euros en un momento en el que una gran parte de las inmobiliarias tratan de refinanciar sus deudas ante el parón de las ventas.

Información de Clara Vilar; Editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below