21 de diciembre de 2009 / 16:35 / hace 8 años

ANÁLISIS- Cartera industrial, próximo paso en saneamiento cajas

6 MIN. DE LECTURA

Por Rodrigo de Miguel y Tomás González

MADRID, 21 dic (Reuters) - Abocadas a un proceso de concentración para sanear sus maltrechas cuentas, numerosas cajas de ahorro españolas se verán pronto en la necesidad de vender participaciones industriales para reforzar sus balances, en opinión de diversas fuentes consultadas.

"Es natural que las cajas de ahorros que tengan problemas vendan sus participaciones", dijo Enrique Quemada, consejero delegado del banco de inversión especializado en fusiones y adquisiciones One to One.

Según los expertos, las cajas más necesitadas --en un contexto de morosidad creciente, gran exposición al maltrecho mercado inmobiliario y descenso de márgenes -- tendrán que darse prisa si no quieren desaprovechar el repunte bursátil de los últimos meses (desde finales de marzo, el Ibex-35 .IBEX ha ganado un 58 por ciento).

"Les conviene vender ahora porque el rally bursátil se ha alimentado de liquidez pública y tanto el BCE como la Fed (Reserva Federal estadounidense) ya han dado indicaciones de que el grifo se va a ir cerrando en 2010", dijo Flemming Barton, analista de renta variable de CM Capital Markets en Madrid.

Las cajas tienen unos 34.500 millones de euros en participaciones en cotizadas (a precios de cierre del viernes), más de un 5 por ciento de la capitalización de la bolsa española, y han usado gran parte del colchón de provisiones genéricas acumuladas en los años del boom. [ID:nLDE5BK170]

"Dentro de poco será una necesidad porque la crisis de liquidez va a seguir, porque este año se van a ver las pérdidas y se han acabado las provisiones genéricas", dijo Quemada.

Para sobrevivir al largo desierto que espera al sector financiero en 2010, el Banco de España está apremiando a las cajas a que aceleren una reestructuración para reducir en un tercio el número actual de 45 cajas.

Con el objetivo de facilitar este proceso, el gobierno aprobó la creación del denominado Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) que facilita la recepción de determinadas ayudas para mejorar la solvencia.

Expertos explicaron que, en las conversaciones con el banco central sobre las distintas opciones de concentración, se pondrá inevitablemente sobre la mesa la conveniencia de recurrir a la venta de las participaciones, para reforzar sus niveles de provisiones.

"El Banco de España no va a obligar a nadie, pero porque no va a hacer falta, las cajas ya saben que tienen que reforzar sus balances y un método obvio es vender la cartera industrial", señaló una fuente financiera que pidió no ser identificada.

El analista de CM Capital Markets destacó que la venta de las participaciones industriales está en consonancia con las sugerencias de otros bancos centrales a las entidades financieras para que reduzcan tamaño.

EL DIFÍCIL EQUILIBRIO ENTRE POLÍTICA Y RENTABILIDAD

Entre las razones para no haber realizado ya las desinversiones, los analistas señalan el temor a anotarse minusvalías y la reticencia de los gobiernos regionales (que controlan indirectamente las cajas) a renunciar al poder económico y, en ocasiones, político, que otorgan las participaciones.

"¿Por qué no lo han hecho hasta ahora? Primero, porque hay una resistencia humana a perder el puesto en el consejo (de la cotizada), otra porque no quieren reconocer una pérdida y entonces hay una resistencia a vender por debajo del precio al que compraron y luego también porque hay un componente político", dijo Quemada.

Asimismo, analistas de un banco europeo indicaron que el vínculo de algunas cajas con las empresas va en ocasiones más allá de la participación en el capital, al estar expuestas en estas compañías con líneas de financiación.

En determinadas participaciones, particularmente en el atribulado sector inmobiliario, las cajas incluso han entrado o aumentado su peso en los accionariados involuntariamente al recibir acciones en forma de pago de créditos.

La Urgencia Y La Liquidez

En cualquier caso, no todas las participaciones industriales corren peligro, explicaron analistas, para añadir que aquellas cajas con peor balance estarán sujetas a una mayor urgencia.

Otro factor relevante en el calendario de desinversiones será la liquidez de las participadas.

"Hay que distinguir dos tipos de participaciones en cotizadas: las líquidas y las no líquidas. Es decir, si tienes una participación significativa en compañías con poca liquidez [...], el hecho de que te pongas a vender hunde el valor", indicó Quemada.

En todo caso, algunos analistas explicaron también que gran parte del mercado descuenta ya las enajenaciones en empresas participadas por cajas y el efecto bursátil no necesariamente será notable.

Según un informe reciente de BPI, de las empresas de menor capitalización con cajas accionistas, se encontrarían en el punto de mira por posibles movimientos Barón de Ley (BDL.MC), Campofrío CPF.MC, Ebro Puleva EVA.MC, Ence (ENC.MC), Europac (PYCE.MC), Natra (NATR.MC) y su filial Natraceutical NATE.MC, Pescanova (PVA.MC), Sol Meliá SOL.MC, SOS SOS.MC y Tubacex (TUBA.MC).

Para datos clave de las participaciones de las cajas de ahorro en empresas cotizadas, hacer doble click en [ID:nLDE5BK17B], [ID:nLDE5BK170] y [ID:nLDE5BK1MP]

Información adicional de Manuel María Ruiz; editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below