4 de diciembre de 2010 / 0:27 / hace 7 años

ACTUALIZA5- Ejército toma el control aeropuertos civiles España

* El Ejército toma el control del tráfico aéreo comercial

* Controladores civiles abandonan sus puestos de trabajo

alegando enfermedad en vísperas de un largo puente

* Hasta 250.000 pasajeros se ven afectados por el cierre de

espacio aéreo

* Los vuelos se podrán reanudar a partir de las 08.00h según

Iberia, Gobierno dice comienza a reanudarse la normalidad

* De fondo, conflicto por las horas de trabajo anuales,

privatización Aena

* La fiscalía abre diligencias, hoteleros hablan de pérdidas

millonarias

(añade comentarios de Iberia y Moncloa sobre reanudación de vuelos)

Por Feliciano Tisera y Tomás González

MADRID, 3 dic (Reuters) - En una decisión histórica, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ordenó el viernes que el Ejército tome el control del espacio aéreo comercial en España después de que gran parte del personal civil abandonase súbitamente sus puestos alegando enfermedad coincidiendo con un conflicto de intereses laborales.

La inaudita decisión del Ejecutivo se produjo después de un caos histórico al cerrarse la mayor parte del espacio aéreo por el abandono de hasta un 90 por ciento de los trabajadores de las torres de control en el inicio de uno de los puentes vacacionales más largos del año afectando a unos 250.000 pasajeros.

Poco después de la medianoche la principal aerolínea española, Iberia IBLA.MC, anunció que los vuelos de los aeropuertos nacionales podrán reanudarse a partir de las 08.00 horas y el Gobierno indicó en su página web (www.la-moncloa.es) que comenzaba a regresar la normalidad aunque de manera desigual.

"En Canarias todos los controladores han regresado a sus puestos de trabajo. En el aeropuerto del Prat la mitad de la plantilla se había reincorporado a media noche. Por el contrario, aeropuertos como el de Madrid y los de Baleares continúan sin actividad alguna", dijo.

El gestor aeroportuario procedió al cierre de la mayor parte del espacio aéreo nacional tras anunciar la repentina indisposición de la mayoría de los controladores que se produjo el mismo día en que el Gobierno aprobó la privatización parcial del gestor de aeropuertos y aprovechó para anunciar un nuevo modelo de gestión en el que se incluía una modificación de los horarios de los controladores que encendió la mecha del caos.

En el documento, Fomento se refiere a la "aclaración" de las horas de trabajo que pueden realizar los controladores al año y que, fuentes de los controladores, no califican de "aclaración" sino de modificación de un acuerdo innegociable.

Fomento explicó que ante "las erróneas interpretaciones" que se estaban haciendo de las horas de trabajo anuales (1.670), no se computarán entre ellas las no aeronáuticas (bajas médicas, permisos sindicales, imaginarias o licencias).

"Esto no tiene que ver con lo acordado, cambian horas laborales por aeronáuticas, que no tienen en cuenta permisos de maternidad, paternidad, bajas médicas, etc.", dijo un controlador que no quiso ser mencionado, pero que se encontraba trabajando el viernes.

Mientras el Gobierno emplazaba a los controladores a deponer de inmediato su actitud y aseguraba que de ninguna manera dará marcha atrás, la Fiscalía anunció que había abierto diligencias por la posible constitución de delito al tiempo que los líderes sindicales quisieron desvincularse de la revuelta.

"Esto es una revuelta popular y estoy haciendo todo lo posible por detenerlo (...) lo estoy intentando de todas las maneras", dijo a Reuters el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos, Camilo Cela.

Quizás en previsión de conflictos laborales o con la experiencia reciente de desencuentros con el colectivo y gran desgaste político y de imagen, en el "nuevo modelo" aprobado el viernes se contemplaba también el uso de controladores del Ejército para garantizar la continuidad de los servicios de control en situaciones de emergencia, algo que no era legalmente posible hasta ahora.

En un momento de extrema sensibilidad económica en Europa respecto a España, un país que tiene en el turismo uno de sus principales motores de empleo y riqueza, no tardaron en escucharse las primera voces críticas.

Mientras el líder de la oposición clamaba, precisamente atrapado en un aeropuerto en las Islas Canarias, sobre la necesidad urgente de una solución, la patronal hotelera CEHAT lanzaba duras acusaciones contra los controladores y mencionaba pérdidas de millones de euros en el sector.

El ministro de Fomento, José Blanco, señaló que pese a la movilización de controladores del Ejército algunos aeropuertos podrían mantenerse cerrados.

"Si se tiene que tomar la determinación de cerrar algunos aeropuertos durante algún tiempo habrá que hacerlo para poder permitir que otros funcionen, hay planes previstos, hay aeropuertos militares donde se puede aterrizar aunque eso suponga problemas para muchos ciudadanos", dijo en declaraciones a la cadena SER.

En su página web el Ejecutivo indicó que "en Madrid, donde los controladores no se han incorporado a sus puestos de trabajo en el turno de las 10 de la noche, la Guardia Civil ha acudido al hotel donde se encontraba reunido un grupo numeroso de estos trabajadores, para identificarlos".

Escrito por Carlos Ruano; Información adicional de Raquel Castillo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below