Sharp ve un aumento del 23 por ciento en sus ganancias anuales

viernes 3 de junio de 2011 20:27 CEST
 

TOKIO, 3 jun (Reuters) - La corporación japonesa Sharp (6753.T: Cotización) vaticinó el viernes un incremento del 23 por ciento en sus beneficios anuales mientras la demanda creciente de tabletas y móviles avanzados estimula las ventas, derrotando las previsiones de los analistas, que esperaban una caída de sus ingresos.

Para el año que acaba el 31 de marzo, Sharp espera unos beneficios de 97.000 yenes (810 millones de euros), comparados con el consenso de 56.800 millones de yenes previstos en la media de 30 pronósticos realizados por analistas sondeados por Thomson Reuters I/B/E/S.

Como parte de una estrategia dirigida a explotar el floreciente mercado de las tabletas, Sharp dijo el jueves que cambiaría la mayor parte de la producción de su planta de LCD en Kameyama para que fabrique los pequeños paneles utilizados en los populares dispositivos.

Antaño soporte principal del negocio de LCD de la compañía, la planta se ve cada vez más como excedente por sus competidores de Corea del Sur, Taiwán y demás lugares.

Los analistas esperan que las ventas mundiales de tabletas superen los 50 millones en 2011. El nuevo mercado continúa dominado por Apple (AAPL.O: Cotización), que vendió cerca de 15 millones de iPad en nueve meses en 2010, pero está atrayendo a una corriente de nuevos participantes.

Por otro lado, Sharp dijo el viernes que crearía paneles de tamaño medio para un "socio aliado".

El diario financiero Nikkei informó de que Sharp está en tratos con la taiwanesa Hon Hai Precision (2317.TW: Cotización) para adquirir conjuntamente componentes utilizados para la producción de LCD.

La compañía fue obligada a suspender la producción en dos plantas de paneles de TV después de que el terremoto del 11 de marzo causara restricciones en un gas utilizado para la producción de paneles.

Para este año fiscal, Sharp espera vender 15 millones de pantallas planas, comparadas con los 14,8 millones del año pasado.

Como muchos de sus rivales, Sharp retrasó sus directrices anuales de negocio mientras calculaba el peso del desastre en el consumo y su cadena de montaje.