14 de abril de 2011 / 14:58 / en 6 años

La eurozona, golpeada por el temor a una reestructuración griega

Por Shrikesh Laxmidas

LISBOA, 14 abr (Reuters) - Grecia se enfrentaba el jueves una nueva escalada en los costes de su deuda y Alemania dijo por primera vez que Atenas podría tener que reestructurar su deuda, una medida que, según una autoridad monetaria, sería una "catástrofe".

Los crecientes rumores de reestructuración de Grecia, el primer miembro de la zona euro en recibir un rescate hace un año, apuntan a una nueva fase en la crisis de deuda que llevó también a Irlanda y a Portugal a pedir asistencia y obligó a España a adoptar draconianos recortes presupuestarios.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, admitió oficialmente el miércoles por primera vez que tal medida podría ser necesaria.

Pero también está claro que las autoridades monetarias están divididas respecto a la idea y el miembro del Consejo Ejecutivo del Banco Central Europeo Lorenzo Bini Smaghi advirtió de que una reestructuración de la deuda griega paralizaría a sus bancos y a su economía.

"Al final, es Grecia la que decidirá el camino a seguir, dado que será la que sufra las peores consecuencias", dijo Bini Smaghi al diario italiano de negocios Il Sole 24 Ore. "Pero otros países deben evitar empujarla hacia una catástrofe".

La rentabilidad que los inversores exigen por tener bonos griegos a dos años saltó a un 18,30 por ciento, con un alza de 0,83 puntos porcentuales y la tasa más alta desde que el país pidió el rescate el año pasado.

El hecho de que estos rendimientos sean mucho más altos que las tasas a 10 años apunta a preocupaciones de los inversores de que los bonos de más corto plazo pierdan más valor en una eventual reestructuración.

El creciente debate sobre la sostenibilidad de la deuda de Grecia lleva al centro de los problemas que afrontan los países más endeudados de Europa, ya que deben luchar con recortes presupuestarios que socavan su capacidad de crecer y pagar su deuda.

Grecia recibió un rescate de 110.000 millones de euros de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional hace casi un año, seguida de Irlanda en noviembre. Portugal pidió ayuda la semana pasada, que podría llegar a 80.000 millones de euros.

El euro también caía y el coste de asegurar deuda griega a cinco años (CDS) tocó un récord de 1.070 puntos básicos, al subir 23 puntos básicos. Los rendimientos de los bonos portugueses tocaron máximos en la historia del euro de un 9,16 por ciento.

"La grave recesión económica y la falta de mejoras en la recaudación tributaria sugieren que Grecia ya podría estar en el círculo vicioso de una política fiscal demasiado estricta y una economía demasiado débil, donde el descuento de parte de la deuda sería la única salida posible", dijo Giada Giani, economista de Citibank, en un informe.

EXITOSA SUBASTA ITALIA

Responsables europeos esperan que el rescate a Portugal sea el último y los mercados de deuda parecen mostrar que España e Italia lo evitarían.

Italia vendió bonos a cinco años el jueves a un rendimiento del 3,83 por ciento, por debajo del 3,90 por ciento del mes pasado. Pero España es la primera en la línea de fuego y el diferencial de rendimiento de su bono a 10 años en el mercado secundario se amplió 14 puntos básicos a 194 puntos.

Madrid espera apoyo de China para su intento de recapitalizar al golpeado sector bancario, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se encuentra en Pekín para intentar recabar financiación.

En Lisboa, líderes sindicales se preparan para responder a un plan de austeridad que podría ser más severo que el anterior a cambio de un préstamo de la Unión Europea y el FMI. Portugal se ha enfrentado una serie de protestas y paros del transporte contra las medidas de reducción del gasto fiscal en las últimas semanas.

En Irlanda, datos conocidos el jueves mostraron el mayor alza anual de los precios al consumidor en casi dos años y medio, lo que sumó presión sobre los consumidores ,que ya sufren con los menores salarios, el alto desempleo y los recortes fiscales.

Con todo, el banco central irlandés dijo el jueves que la economía debería crecer un 0,9 por ciento este año, solo una décima menos que su previsión anterior.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below