30 de noviembre de 2010 / 13:18 / en 7 años

Holanda-Bélgica espera que la FIFA elija una candidatura pequeña

Por Philip Blenkinsop

BRUSELAS, 30 nov (Reuters) - Holanda y Bélgica fueron sede conjunta de la Eurocopa hace una década con gran éxito, pero el organismo que rige el fútbol, la FIFA, ha expresado dudas sobre si pueden gestionar una Copa del Mundo con 64 partidos y 32 equipos.

Aunque la candidatura viene de dos de los países más pequeños de Europa, tienen una larga historia conjunta, una moneda común, comparten frontera y la experiencia de organizar un torneo antes, además de un área combinada un poco más grande que la mitad de Inglaterra, uno de sus rivales para organizar el Mundial de 2018.

El equipo de la candidatura cree que su promesa de un Mundial compacto tiene claras ventajas, permitiendo a los aficionados que vean un partido todos los días y haciendo que el torneo sea más ecológico. Los estadios separados por una mayor distancia están a menos de 400 kilómetros.

Pero la candidatura pondrá a prueba la disposición de la FIFA a ofrecer el Mundial a países más pequeños embarcándose en una empresa para ser sede conjunta después de que su técnico dijera la semana pasada que estas candidaturas suponen "desafíos".

Pese a eso, Holanda, en particular, argumenta que es el momento para ser sede.

Holanda, segunda en el ranking mundial de la FIFA, es la nación con mayor puntuación que no ha sido sede de un Mundial y llegó a la final del torneo en tres ocasiones, también este año, cuando la perdió por tercera vez.

Bélgica, aunque sólo es número 62 en el ranking de la FIFA de noviembre, llegó al Mundial 11 veces y puede señalar con orgullo sus actuaciones en la década de 1980, cuando sus Diablos Rojos sí crearon problemas para sus rivales.

BICICLETAS GRATIS

Los belgas y los holandeses tienen a su favor el plan de formar a 2.018 nuevos entrenadores alrededor del mundo y su reputación de ser conscientes con el medio ambiente.

La candidatura planea, por ejemplo, fabricar dos millones de bicicletas gratis y recolectar fosfatos de la orina de los aficionados, suministrando materia prima que podría ser usada para tratar aguas o como fertilizante.

Los dos países, que están entre los siete miembros fundadores de la FIFA, ya fueron sede conjunta de un torneo de fútbol, la Eurocopa 2000, que tuvo éxito en las ocho ciudades anfitrionas en los dos países.

Pero un Mundial es de orden distinto, y es la principal fuente de dinero para la FIFA. Las candidaturas de países más grandes podrían atraer de forma más instantánea.

Los países sólo tienen tres estadios capaces de albergar a 50.000 personas, pero planean construir estadios con capacidad para 80.000 personas en Bruselas y Rotterdam.

También está la duda sobre si los dos países necesitan 14 estadios que acojan a 40.000 personas o más. Charleroi, una de las sedes propuestas donde también se disputaron partidos de la Eurocopa 2000, sólo vio a 3.213 aficionados en la visita del Westerlo este mes.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below