Nikon recorta su previsión de beneficios ante la fuerza del yen

jueves 4 de noviembre de 2010 11:41 CET
 

Por Isabel Reynolds

TOKIO, 4 nov (Reuters) - El fabricante japonés de cámaras y equipos de precisión Nikon recortó el jueves su previsión de ganancias para todo el año, ya que la fortaleza del yen recortó los beneficios de sus crecientes ventas de cámaras.

Nikon, que compite con el líder del mercado, Canon, y con Sony en cámaras digitales, se quedó por debajo de las previsiones de beneficios de los inversores en el trimestre de julio a septiembre, pese a la importante demanda de sus cámaras y lentes, especialmente en Asia.

"Si no fuera por el efecto de los tipos de cambio, hubiéramos logrado un incremento de dos cifras en las ventas y en el beneficio operativo para la mitad del año", dijo el vicepresidente ejecutivo de la compañía, Ichiro Terato, en conferencia de prensa, en referencia a la división de cámaras.

En su lugar, el beneficio operativo de mitad de año en la división de cámaras cayó en casi un 16 por ciento, a 22.300 millones de yenes (unos 197 millones de euros), mientras que la unidad de equipos de precisión sufrió pérdidas.

Pese a haber cambiado la mayoría de la producción de cámaras al extranjero, Nikon se está viendo afectada por el alza del yen, que ronda récords de 15 años, en torno a los 81 yenes por dólar, devorando el valor de los beneficios de la compañía.

La semana pasada, Canon superó las expectativas de beneficios trimestrales y elevó su previsión anual de ganancias tras recortar costes.

Nikon registró un beneficio operativo de 3.900 millones de yenes en el trimestre de julio-septiembre, bastante por debajo de una media estimada de 7.300 millones de yenes entre cuatro analistas, pero por encima de la propia previsión de la compañía de 2.200 millones de yenes.

La firma también recortó su previsión de beneficio operativo para todo el ejercicio, que concluye en marzo de 2011, a 48.000 millones de yenes desde los 52.000 millones de yenes, por debajo de las estimaciones medias de 57.800 millones de yenes en un sondeo entre 22 analistas por Thomson Reuters I/B/E/S.