7 de agosto de 2010 / 12:17 / en 7 años

Una final Nadal-Federer en Canadá, tan atractiva como siempre

Por Steve Keating

TORONTO, 7 ago (Reuters) - Una final entre Rafa Nadal y Roger Federer continúa siendo uno de los partidos más apetecibles del circuito tenístico y el español situó el escenario para el clásico enfrentamiento al decir que el suizo era su rival en el otro lado del cuadro.

De nuevo en el número uno de la clasificación, un relajado Nadal dirigió apropiadamente el sorteo para el torneo que se celebrará entre el 9 y el 15 de agosto - celebrado durante la madrugada del sábado, hora española - en las alturas de la Torre CN de Toronto, donde su primera tarea fue elegir entre Federer y el británico Andy Murray para que le acompañara por su lado del cuadro.

Mirando las dos fichas, Nadal rió cuando situó a Federer junto al segundo cabeza de serie Novak Djokovic en el otro lado del cuadro, dejando para él la perspectiva de una semifinal frente al actual campeón, Murray.

Federer y la Torre CN - una de las estructuras más altas no sostenida por cables - han caído en los rankings pero ambos continúan siendo atracciones populares en Canadá.

El maestro suizo ganó el torneo canadiense en 2004 y 2006, los mismos que suma el balear - en 2005 y 2008 - preo nunca se han enfrentado en las pistas duras canadienses.

Otra vez en marcha tras su triunfo en All England Club, Nadal está más centrado en ganar el esquivo Abierto de Estados Unidos y sumarlo a sus títulos de Wimbledon y Roland Garros antes que otro enfrentamiento con su gran rival.

SUPERFICIE CASTIGADORES

"Es una parte muy importante de la temporada y para mí todos los torneos son muy importantes", declaró Nadal a periodistas.

"Ganar tres grandes slams, y estamos hablando del Abierto de EEUU, va a ser un objetivo pero sólo puedo intentar dar lo mejor de mí mismo siempre".

"Para mí este torneo es lo más importante".

La gira en pista dura por América del Norte ha demostrado ser la parte de la temporada que más castiga a Nadal, ya que la superficie pasa factura a sus frágiles rodillas.

Pero este año Nadal llega descansado tras tomarse tres semanas libres para someterse a lo que calificó como un "tratamiento preventivo", unas vacaciones en las que también viajó a Sudáfrica para ver cómo España ganaba el Mundial de fútbol.

Regresó a los entrenamientos hace 10 días pero de forma pausada y dijo que calentaría para el torneo jugando al golf el sábado.

En contraposición a Federer, que afronta a su verdugo en Wimbledon Tomas Berdych y a Djokovic, el camino de Nadal tiene menos obstáculos, un posible enfrentamiento en cuartos de final con Andy Roddick podría ser su primera prueba de fuego

En segunda ronda se enfrentará al invitado canadiense Frank Dancevic o al suizo Stanislas Wawrinka.

"Me siento bien", dijo Nadal. "He tenido unas temporadas de hierba y tierra muy buenas y llegué a semifinales en Indian Wells y Miami.

"Me siento con confianza en mi cuerpo. Estoy pensando en mi tenis, no en mi cuerpo".

"Ahora mismo estoy en perfectas condiciones".

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below