Toyota recorta la producción en EEUU tras las retiradas -medios

martes 16 de febrero de 2010 15:57 CET
 

TOKIO, 16 feb (Reuters) - La automotriz japonesa Toyota Motor ha decidido cancelar su producción en dos plantas en Estados Unidos durante dos semanas, anticipándose a una caída en sus ventas tras la llamada a revisión de millones de vehículos por fallos mecánicos, informó el martes el diario Chunichi Shimbun.

El mayor fabricante de automóviles del mundo planea detener el trabajo en sus plantas de Kentucky y Texas durante 14 días entre finales de febrero y abril a medida que las ventas de Camry, Avalon, Tundra y otros modelos retirados por fallos en los pedales se desploman, informó el periódico japonés.

La fábrica de Kentucky cerrará durante cuatro días, incluidos el 12 y el 26 de marzo, y la de Texas cerrará 10 días, desde el 15 al 19 de marzo y del 12 al 16 de abril, según informó el periódico.

Una portavoz de Toyota (7203.T: Cotización) en Tokio indicó que la empresa estaba revisando la información.

Toyota afronta una caída de ventas en Estados Unidos, su mayor mercado y normalmente el más rentable, después de la retirada de más de 8,5 millones de vehículos en todo el mundo por tres defectos distintos desde finales de 2009.

La compañía ya había suspendido la producción en Norteamérica de los vehículos con problemas en los pedales del acelerador para la primera semana de febrero para ponerse al día con las reparaciones. La producción se reinició el 8 de febrero, en línea con lo planeado.

Las ventas de Toyota en Estados Unidos cayeron un 16 por ciento en enero a su mínimo en más de una década después de suspender las ventas de alrededor de la mitad de su inventario de vehículos, incluidos los populares Camry y Corolla debido a problemas con el pedal del acelerador.

Ejecutivos de Toyota en Estados Unidos habían dicho en la convención de la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles el lunes en Florida que estaban planeando un programa agresivo de marketing para marzo con la idea de evitar que los consumidores se pasen a otras marcas.

Los ejecutivos de Toyota dijeron que la mayoría del inventario de 131.000 vehículos involucrados en las revisiones habían sido reparados. Para finales de febrero, casi todos volverán a los concesionarios de venta, aseguraron.   Continuación...