El jefe de Air France cuestiona el factor sensor en el siniestro

jueves 11 de junio de 2009 11:47 CEST
 

PARÍS, 11 jun (Reuters) - Air France no está aún convencida de que un fallo de los sensores de velocidad tenga la culpa de la pérdida de uno de sus aviones sobre el Atlántico, pero está sustituyendo los viejos sensores como medida de precaución, dijo el jueves el consejero delegado de la aerolínea.

Pierre-Henri Gourgeon dijo a los periodistas que Air France estaba en estado de schock por el desastre y dijo que esperaba tener más información sobre qué fue lo qué ocurrió en una semana.

Un Airbus 330 de Air France se precipitó en el océano el 1 de junio cuando volaba desde Brasil a París, muriendo las 228 personas que iban a bordo.

Los investigadores del accidente aéreo han dicho que el Airbus registró lecturas inconsistentes de velocidad justo antes de que se perdiera el contacto con él, lo que ha hecho pensar que los pilotos podrían haber estado volando sin saberlo a una velocidad equivocada que los llevó al desastre.

Posteriormente, Air France informó que había notado pérdidas temporales de los datos de la velocidad del aparato en vuelos anteriores del Airbus a causa de una congelación de los sensores y dijo que estaba acelerando un programa de sustitución elaborado con anterioridad.

"Las primeras sustituciones llegaron prácticamente la víspera del accidente, el viernes", dijo Gourgeon en una rueda de prensa, añadiendo: "No estoy seguro de que los sensores de velocidad sean la causa del accidente".

La agencia de accidentes aéreos francesa ha dicho que era demasiado pronto para identificar cualquier posible causa del siniestro, diciendo que solo había dos certezas: que el avión había entrado en una zona de tormentas antes del accidente y que las lecturas de velocidad eran incoherentes.

Airbus EAD.PA negó una información de un diario francés el miércoles en el que se decía que estaría considerando dejar en tierra la flota de sus A330 y A340 tras el accidente, y aseguró que es seguro volar en ellos.