El A400M de Airbus podría retrasarse nuevamente

jueves 25 de septiembre de 2008 18:42 CEST
 

PARÍS 25 sep (Reuters) - El mayor proyecto militar de Europa sufrió un nuevo revés el jueves cuando la empresa matriz de Airbus, EADS EAD.PA, pospuso indefinidamente el primer vuelo del avión de transporte A400M, abandonando los esfuerzos de que fuera este año.

Este último retraso en mejorar la capacidad de transporte aéreo de siete países europeos de la OTAN, que necesitan urgentemente, podría incrementar las diferencias entre EADS y los principales ingenieros, y se suma a un retraso de dos años en la fabricación del superjumbo civil Airbus A380.

Sin embargo, las acciones del gigante aeroespacial europeo subieron más de un seis por ciento ante los problemas que está atravesando su mayor rival, Boeing (BA.N: Cotización), con una huelga en la línea de fabricación que ya está en su cuarta semana.

La fecha para el primer vuelo del A400M fue cayendo del objetivo original de enero de 2008, y EADS dijo que "esperaba" que se lograra para mediados de diciembre. Ahora no ha dado una nueva fecha para un avión que le está costando 20.000 millones de euros y que desveló en una gran ceremonia en Sevilla con el rey de España en junio.

"El primer vuelo depende de los resultados de una campaña de pruebas en el modelo, que debería comenzar en las próximas semanas, y en la disponibilidad de los sistemas de propulsión", explicó EADS en un comunicado.

"Sólo después de esto y de más discusiones con clientes podrán valorarse las implicaciones financieras, técnicas y de calendario".

El modelo es un Lockeed C-130 Hercules, al que el A400M va a reemplazar, modificado para pruebas con el motor.

Los retrasos en la entrega de los mayores motores de turbopropulsión de Occidente han provocado meses de fricciones entre EADS y el consorcio de fabricantes de motores, y revelado los riesgos de desarrollar un avión enteramente nuevo y nuevos motores de manera simultánea.

El consorcio se vio obligado a un cambio en la directiva el año pasado, pero sus críticos argumentan que sigue siendo una extraña creación de la década de los 90 que tiene más sentido político que industrial.   Continuación...