Británica BB sube por rumores que le convierten en objeto presa

lunes 22 de septiembre de 2008 14:20 CEST
 

LONDRES, 22 sep (Reuters) - Las acciones de la entidad de crédito Bradford & Bingley BB.L cotizaban el lunes con ganancias entre informaciones de prensa que apuntaban a que la Autoridad de los Servicios Financieros (FSA) está sondeando el potencial interés por el grupo británico.

A las 11.19 GMT, las acciones de B&B subían un 8,11 por ciento a 30 peniques después de haber llegado a subir hasta los 33 peniques.

El Financial Times informa en su edición del lunes que la FSA se había acercado a potenciales compradores de B&B, que es vista como una entidad vulnerable debido a una subida de los tipos interbancarios y a una disminución de préstamos desde el inicio de la crisis crediticia. El fin de semana, el Sunday Telegraph informó que la FSA había mantenido discusiones con Santander, el holandés ING y National Australia Bank (NAB.AX: Cotización) sobre una posible oferta por B&B.

La FSA declinó hacer comentarios, mientras que B&B dijo que no estaba en conversaciones de adquisición.

Santander tampoco quiso comentar estas informaciones.

Algunos analistas se mostraban escépticos el lunes sobre la posibilidad de que una oferta por B&B pudiera materializarse.

"Tomamos la ausencia de tales oferentes hasta el momento como una mala señal", dijo Sandy Chen, analista de Panmure, en una nota.

"Nuestra preocupación es que podría producirse flujos salientes significativos de depósitos y (esto) obligaría a B&B a depender incluso en mayor medida de una financiación en el mercado interbancario".

B&B, que está especializado en prestar a profesionales del sector inmobiliario, anunció en junio que había sufrido una fuerte disminución en la concesión de hipotecas como consecuencia de un mercado inmobiliario británico en declive.

"B&B sigue siendo un prestamista débil con una calidad de activos en rápido deterioro, una franquicia floja, una base de depósito limitada, y escaso valor estratégico en el Reino Unido", explicó Alex Potter, analista de Collins Stewart, en una nota.

(Reporting by Myles Neligan; Editing by Paul Bolding)