Tribunal amplía un día más el juicio por el "Caso Alierta"

martes 21 de abril de 2009 19:02 CEST
 

Por Carlos Ruano

MADRID, 21 abr (Reuters) - El Tribunal que juzga al empresario César Alierta y a su sobrino por un presunto delito de abuso de información privilegiada en 1997 anunció el martes que la vista se prorrogará un día más después de una larga jornada en la que se atendieron diversas intervenciones periciales.

"Reservamos mañana por la tarde exclusivamente para los informes", dijo la presidenta del tribunal, Manuela Carmela quien previsiblemente declarará el miércoles "visto para sentencia" un proceso que lleva siete años deambulando entre distintas instancias.

Una fuente judicial que participa en el proceso dijo que tras la última sesión del juicio, que se reanudará a las 1600 horas del miércoles, la sentencia podría estar fijada en un plazo aproximado de un mes. "Un mes sería un plazo perfectamente factible", dijo.

El fiscal anticorrupción, Alejandro Luzón, adelantó que su discurso de conclusiones podría durar "unas dos horas".

A lo largo de la jornada del martes intervinieron seis peritos propuestos por la defensa y uno a propuesta del fiscal, que pide hasta 4 años y medio de prisión para el actual presidente de Telefónica (TEF.MC: Cotización) y cuatro para su sobrino.

El fiscal argumenta que los acusados ganaron 1,86 millones de euros con compras de acciones en el año 1997 justo antes de que la Tabacalera presidida por Alierta anunciase la compra de una empresa estadounidense de puros (Havatampa) y de una subida de los precios del tabaco.

Aunque en su declaración en la jornada anterior el propio Alierta negó la mayor: "No he comprado ni una acción de Tabacalera ni directa ni indirectamente" en 1997, los interrogatorios a testigos y peritos se centraron en gran parte en aspectos de carácter técnico sobre si las mencionadas informaciones fueron o no consecuencia de la subida de la acción.

Mientras Alierta acusó al fiscal de tener un "perfecto desconocimiento" de los mercados, varios testigos y peritos propuestos por la defensa argumentaron que en circunstancias generales una empresa que compra otra tiene una reacción bursátil a la baja, de forma que difícilmente puede argumentarse que los acusados hubiesen comprado acciones sabiendo de antemano que el mercado suele reaccionar con baja a estas noticias.   Continuación...