BREAKINGVIEWS: Pruebas de tensión UE necesitan dar más detalles

jueves 8 de julio de 2010 13:20 CEST
 

Por Peter Thal Larsen

LONDRES, 8 jul (Reuters Breakingviews) - Europa ha contestado algunas de las preguntas sobre las pruebas de tensión que se están realizando a los bancos europeos. [ID:nLDE6670DJ] Los reguladores han hecho la examinación más creíble con la ampliación de las pruebas a 91 bancos e incluyendo la venta de la deuda soberana. Pero aún no hay certeza sobre cuántos detalles tendrán que revelar los bancos, ni tampoco cuál será la nota de aprobado. El ejercicio aún puede ser un fracaso.

La lista de 91 bancos incluidos en las pruebas representa el 65 por ciento de todos los activos europeos, y por lo menos la mitad de los activos bancarios de cada país. Esto significa que las Landesbanken alemanas y las cajas españolas -- las instituciones que probablemente necesiten mayor capital adicional -- estarán bajo la lupa de los reguladores. Además los bancos tendrán que mostrar sus resultados de manera indivualizada.

Los legisladores han cedido a la presión del mercado e incluyeron la posibilidad de una crisis de deuda soberana como uno de los escenarios que deben contemplar los bancos. No se llega al extremo de considerar un impago de deuda por algún país miembro de la región, pero es la segunda mejor opción. Los bancos tendrán que asumir que la deuda del gobierno griego caerá un 16-17 por ciento más de los niveles deprimidos en los que está. Para los bonos griegos a 10 años, esto implica un precio de menos del 60 por ciento de su valor original -- mas o menos lo que los inversores piensan que recuperarían en caso de suspensión de pagos.

Pero las pruebas de estrés siguen estando lejos de ser transparentes. Por ejemplo, no está claro cómo se van a valorar los bonos gubernamentales bancarios que aún no reflejan los precios de mercado. Estos no se verían afectados aún en el caso de fuertes caídas en el mercado, pero sufrirían grandes pérdidas si un gobierno de la UE no pueda pagar.

Los reguladores no han precisado cuántos detalles deben revelar los bancos. Las pruebas de tensión del año pasado en EEUU forzaron a los bancos a elaborar balances resumidos, permitiendo a los inversores que tomen una decisión sobre si las pruebas habían sido bastante severas.

Con poco más de dos semanas para la publicación de los resultados de las pruebas de tensión europeas, los inversores no están informados sobre lo que los reguladores consideran una nota de aprobado. La preocupación es que no pondrán un baremo hasta que hayan visto los resultados. Pero si se diera el visto bueno a cualquier banco con menos de un 6 por ciento en el ratio Tier 1 --una medida de la solvencia bancaria-- en las pruebas, el mercado probablemente lo reciba negativamente.

Los reguladores de la UE han tardado en darse cuenta de que las pruebas de tensión serán inútiles a no ser que se vean creíbles. Las mejoras recientes son un importante paso en la dirección adecuada. Sin embargo, los reguladores tendrán aún que responder algunas preguntas importantes antes de que el ejercicio pueda ser considerado un éxito.

(Editado por Hugo Dixon y David Evans)