Zinsa quiere convertir deuda con acreedores en acciones

lunes 21 de junio de 2010 16:55 CEST
 

MADRID, 21 jun (Reuters) - Española del Zinc ZNC.MC dijo el lunes que solicitará permiso a sus accionistas para convertir deuda en acciones, en un momento en que el grupo metalúrgico murciano tiene detenida su actividad y suspendida su negociación en bolsa al carecer de financiación.

"(La junta de accionistas votará un) aumento de capital con aportaciones no dinerarias mediante la capitalización de las deudas vencidas y exigibles que la sociedad mantiene con sus acreedores", dijo la empresa en una nota a la CNMV.

Zinsa arrastra una deuda concursal de 20 millones de euros desde 2005 y adeuda además varias mensualidades a sus antiguos trabajadores, cuyos 239 contratos se extinguieron a principios de 2010.

Además, el grupo mantiene el plan de inyectar capital en la compañía mediante una ampliación dineraria, que ya intentó de manera infructuosa en el pasado y que en esta ocasión sería de 5 acciones nuevas por una antigua.

En el documento remitido al regulador no se añaden los términos concretos de la ampliación de capital que realizaría Zinsa, que en su último plan de ampliación quería captar 17 millones con la emisión de tres títulos nuevos por cada dos antiguos.

En la junta, que se celebrará a mediados de julio, Española del Zinc informará "sobre las negociaciones mantenidas con los acreedores para el aplazamiento de sus créditos y/o para la conversión de los mismos en capital".

No fue posible obtener comentarios de la empresa sobre la evolución de negociaciones con los acreedores.

Tras suspender pagos en 2005, Zinsa elaboró un plan de viabilidad con el fin de reanudar su actividad en unas nuevas instalaciones, proceso que se ha visto obstaculizado, entre otros factores, por la frustrada venta de sus antiguos terrenos y las dificultades para obtener financiación.[ID:nLDE6271C7]

Ante las incertidumbres sobre el futuro de la empresa, la directiva decidió en enero solicitar la suspensión de sus acciones, aceptó la dimisión de su consejero delegado y se lanzó a la búsqueda de inversores para reflotar la empresa.

(Información de Tomás González; editado por Rodrigo de Miguel)