Cementos Portland prepara plan de negocio 2012-2016

jueves 1 de marzo de 2012 19:21 CET
 

* Portland busca refinanciar principales préstamos

* Espera cerrar con éxito refinanciación antes de junio

* Ven venta de Giant en próximos meses

* Presentará plan negocio a bancos para refinanciación

MADRID, 1 mar (Reuters) - El grupo cementero Portland Valderrivas, filial de FCC, está preparando un nuevo plan de negocio hasta 2016 para presentárselo a las entidades financieras y lograr la refinanciación de los créditos que tiene pendientes, un objetivo que pretende cerrar antes de que finalice el mes de junio.

Según consta en el informe de gestión de su matriz FCC, el nuevo plan de negocio incluye también la desinversión de su filial estadounidense Giant, un proceso que espera culminar con éxito en los próximos meses y que confía permita afrontar "con mayores garantías" el proceso de refinanciación.

Cementos Portland acumulaba a finales de 2011 una deuda fianciera neta de 1.054 millones de euros.

Según consta en el informe, parte de la deuda de Portland se encuentra vencida, después de que a 31 de diciembre su filial Giant incumpliese determinados ratios establecidos en los contratos de financiación que han provocado que tenga que reclasificar como pasivo a corto plazo una deuda por importe de 238 millones de euros.

Además, Portland también ha tenido que reclasificar como pasivo corriente créditos sindicados por importe de 988 millones de euros utilizados para la compra de acciones de Uniland después de haber incumplido "determinados ratios".

De dicha deduda, 226 millones de euros están garantizadas por Portland y otras sociedades del grupo cementero. Portland se encuentra inmersa en un amplio plan de reestructuración que está llevando a cabo el nuevo presidente, Juan Bejar, que ya en los resultados de 2011 mostró un cambio de política al anunciar el saneamiento de activos por importe de 311 millones.

En sus primeros resultados como presidente del grupo, Portland presentó unas pérdidas de 327 millones de euros tras sanear su balance y anunció que lanzará un "plan de choque" 2012-2013 para amortiguar la caída de la demanda e incrementar en más de 60 millones de euros el Ebitda del periodo. (Información de Andrés González Editado por Rodrigo de Miguel)