Botín dice que la banca no ha cerrado el grifo del crédito

jueves 5 de febrero de 2009 18:42 CET
 

MADRID, 5 feb (Reuters) - El presidente de Banco Santander (SAN.MC: Cotización), Emilio Botín, dijo el jueves que la banca no había congelado la concesión de créditos, aunque admitió que se había producido una moderación en el ritmo de los préstamos debido al deterioro de la economía.

"No hemos cerrado ningún grifo (...) ni nosotros ni otros (...) la mayoría del sistema financiero español (...) no está cerrado. Y estamos demostrando lo que podemos y trataremos de que nos entiendan al final", dijo Botín durante la presentación de los resultados del banco.

Botín reconoció, no obstante, que "la moderación del crédito es inevitable en un contexto caracterizado por un deterioro muy notable de la situación y de las expectativas económicas. Estas circunstancias conducen a una reducción de la demanda de financiación de hogares y empresas".

El importe de la inversión crediticia neta del Grupo Santander se situó en 621.348 millones de euros al cierre de 2008, con un aumento del 10 por ciento en euros, variación que sería de un 20 por ciento sin efecto de tipo de cambio.

"Flaco favor haríamos las entidades financieras a la economía española si aumentáramos el crédito de forma irresponsable, poniendo en peligro la solvencia del sistema financiero como ha sucedido en otros países. Lo que sí sería un problema es que el sistema financieron no fuera capaz de prestar a clientes solventes", agregó.

Asimismo, el banco admitió que la diferencia en las demandas de préstamos solicitadas y las propuestas aprobadas descendió en cinco puntos porcentuales al 75 por ciento en 2008.

"Estoy convencido de que nos entenderán. Esperamos que entre todos juntos podamos reconducir esta crispación porque no es buena para el país", dijo Botín al ser preguntado sobre las consecuencias que la falta de crédito estaba generando entre las pequeñas y medianas empresas y las familias.

Las declaraciones de Botín se producen dos días después de que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, volviera a criticar a los bancos y les instara a abrir el grifo de los créditos.

Además, el titular de Industria advirtió que al Gobierno se le estaba acabando "la paciencia".

A este respecto, el máximo ejecutivo del banco cántabro se limitó a decir: "las declaraciones de un ministro son las declaraciones de un ministro".

(Información de Jesús Aguado; Editado por Carlos Ruano)