Afirma se desploma en Bolsa tras rebajar previsión de resultados

martes 24 de junio de 2008 12:38 CEST
 

MADRID, 24 jun (Reuters/EP) - Los títulos de la inmobiliaria Afirma AFRA.MC registraban el peor comportamiento del mercado continuo, con descensos de más del 20 por ciento, tras anunciar que cerrará 2008 y 2009 con pérdidas.

"Las caídas de las acciones del grupo son un reflejo de las nuevas previsiones de resultados de la compañía, y de la situación que vive el sector inmobiliario", explicó el analista de Capital Bolsa, Alberto Castillo.

A las 1216 hora local, los títulos de la compañía retrocedían un 22,62 por ciento, a 1,3 euros, con un volumen de contratación de 3 millones de acciones, el doble de la media las últimas 90 sesiones.

El Economista recogía en su edición del martes declaraciones en las que el presidente de la compañía, Félix Abánades, anunciaba --sin precisar cifras-- que generarían pérdidas en 2008 y que éstas serían más pronunciadas en 2009.

La inmobiliaria señaló en enero que esperaba conseguir unos ingresos de 520 millones de euros y un resultado antes de impuestos de 20 millones de euros.

"La semana anterior las acciones de la compañía subieron gracias a la especulación en torno a las nuevas condiciones del préstamo con los bancos y al cierre final de la negociación, que supondrá una mejora en su estructura financiera".

Los títulos de Afirma se revalorizaron la semana pasada un 110 por ciento tras firmar un contrato de novación de su deuda, en un único préstamo sindicado, y retrasar la amortización del mismo dos años, hasta diciembre de 2010 [nL20232072].

Castillo explicó que, si bien estas noticias son buenas y sirven de catalizador del valor a corto plazo, a largo plazo el negocio inmobiliario está atravesando un "mal momento" y las previsiones a la baja de la compañía "confirman la situación del sector".

Según el diario, Abánades dijo que los cambios en la estimación de resultados sólo afectan a los años intermedios del plan 2008-2012 y cifró los ingresos para el final del plazo en 1.000 millones y el beneficio en 200 millones.

Estas cifras suponen recortes con respecto a la previsión de enero que fijaba unos ingresos de aproximadamente 1.200 millones de euros y un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 240 millones de euros para 2012.