Posiciones en Colonial se acercan, acuerdo aún incierto -Fuentes

martes 18 de marzo de 2008 14:33 CET
 

Por Elena Moya

LONDRES, 18 mar (Reuters) - Las posiciones para un acuerdo de compra-venta entre los accionistas de referencia de Colonial (COL.MC: Cotización) y el fondo Investment Corporation of Dubai (ICD) se acercaron el martes, aunque todavía hay mucha incertidumbre sobre la posibilidad de cerrar un trato, dijeron fuentes próximas a las negociaciones.

Las frenéticas negociaciones entre Colonial, los oferentes y tres grupos diferentes de acreedores están teniendo lugar en Madrid, Londres y Dubai en una apretada agenda cuyo plazo expira el miércoles por la noche.

Las negociaciones están actualmente "progresando", dijo una de las fuentes, para añadir que todavía "hay demasiadas partes involucradas que necesitan alcanzar un acuerdo".

La compañía está tratando de convencer a tres grupos de acreedores. Primero, el grupo de bancos internacionales y nacionales que prestaron al ex-presidente Luis Portillo y a la familia Nozaleda el dinero preciso para comprar acciones de Colonial.

En segundo lugar, los cuatro bancos que firmaron un crédito sindicado de 7.200 millones de euros con la inmobiliaria y que son Goldman Sachs (GS.N: Cotización), Eurohypo EHYG.DE, Calyon y Royal Bank of Scotland (RBS.L: Cotización).

Y finalmente, los acreedores de la inmobiliaria que incluyen a bancos y cajas de ahorro españolas, dijo una de las fuentes.

El sindicato de bancos es ahora más proclive a un acuerdo siempre que el resto de los prestatarios acuerden discutir también sobre una posible quita y otros asuntos, dijo una de las fuentes.

"El sindicato no quiere hacer concesiones a menos que las hagan los prestatarios locales", dijo la fuente. "Creo que los prestatarios quieren la supervivencia de la compañía, nadie está interesado en desestabilizarla"

El sindicato de bancos podría favorecer un acuerdo teniendo en cuenta que persisten las tensiones en los mercados financiero y el hecho de que si bloqueasen la venta y forzasen una liquidación de activos, podrían no obtener los precios que esperan.

El sector inmobiliario español está en crisis tras una década de continuada fortaleza.