Expertos sorprendidos por ritmo desaceleración tras indicadores

martes 6 de mayo de 2008 13:07 CEST
 

Por Jason Webb MADRID, 6 may (Reuters) - La caída de la producción industrial y el aumento del desempleo en España se han sumado a los recientes pobres indicadores oficiales, que han creado sorpresa entre los economistas por la velocidad del deterioro de la economía.

La producción industrial se redujo un 2,6 por ciento en marzo en cifras desestacionalizadas, continuando una tendencia de descensos interanuales durante la cual se han producido tres contracciones en cinco meses.

El gobierno tenía la esperanza de que el relativamente pequeño sector manufacturero proporcionara un cierto apoyo ante el bache de la construcción, sector que impulsó la economía durante una década pero que ahora atraviesa un periodo de pérdida de empleo.

El número de parados registrados volvió a subir en abril, esta vez en 37.542, con lo que el número de desempleados ascendió a 2,34 millones, un incremento del 15 por ciento en 12 meses.

Los economistas se mostraron sorprendidos por la velocidad con la que España, que creció una media del 3,7 por ciento anual en la década a 2007, ha entrado en declive económico.

Una explicación es la excesiva dependencia de la economía en la construcción, que dio lugar a una explosión de las hipotecas que, a su vez, contribuyó a que los precios de las viviendas se triplicaran en un plazo de 10 años. Este hecho ha dejado el mercado inmobiliario español un 20 por ciento sobrevalorado, según el Fondo Monetario Internacional.

Esta circunstancia dejó a España particularmente expuesta a la restricción global del crédito.

"La acumulación de datos negativos es sorprendente", expresó José Luis Martínez de Citibank, quien prevé una desaceleración del crecimiento económico a alrededor del dos por ciento desde el 3,8 por ciento del año pasado y contempla nuevos riesgos bajistas.

La desaceleración sería más profunda sin el paquete de estímulo fiscal de 10.000 millones de euros que, junto con el coste del aumento del paro, debe eliminar el superávit público a partir del próximo año.   Continuación...