22 de marzo de 2012 / 16:33 / hace 5 años

El Barcelona forma parte de una conspiración contra Siria: TV

5 MIN. DE LECTURA

Por Oliver Holmes

BEIRUT, 22 mar (Reuters) - Los jugadores del Barcelona no sólo tienen un hábil manejo de los pases, también pueden señalar en secreto las rutas del contrabando de armas hacia Siria, dijo esta semana un canal de televisión pro-gubernamental.

Sin una pizca de ironía, el canal Addounia TV superpuso un mapa de Siria en una pantalla y mostró a Lionel Messi y sus compañeros de equipo en mitad de un partido: pero en lugar de los jugadores y el balón había traficantes y un cargamento de armas que entraba a Siria desde Líbano.

El canal, que es propiedad de un primo del presidente Bashar el Asad, explicó que se transmitieron sutiles señales a los rebeldes cuando el Barcelona se enfrentó al Real Madrid en diciembre. No molestó a los espectadores revelando los motivos que tendría el equipo catalán para llevar a cabo semejante plan.

"Primero vemos cómo traen las armas desde Líbano", comentó el presentador mientras un jugador pasaba el balón. "Luego cruzan hacia Homs y entregan las armas a otros terroristas en Abu Kamal", agregó, en referencia a los bastiones rebeldes en Siria.

El toque final de Messi indica la entrega exitosa de las armas a su destino en el este de Siria, aseguró.

Por muy rebuscado que parezca, las teorías conspirativas son moneda corriente en el dividido e inestable país.

En diciembre, por ejemplo, Addounia transmitió un documental sobre directores de cine franceses y estadounidenses que presuntamente ayudaron a construir plazas sirias ficticias en Qatar para permitir al canal Al Yazira, con sede en Doha, filmar a los actores llevando a cabo protestas falsas contra Asad.

Ese tipo de fantasías alimentan el relato de Asad de que la revuelta que se inició hace un año en su contra es un complot orquestado desde el extranjero.

"Vamos a derrotar esta conspiración", declaró en enero, prometiendo aplastar lo que considera como actos terroristas y de sabotaje.

"Varios bandos regionales e internacionales han intentado desestabilizar el país", indicó el ex oftalmólogo. "No vamos a ser indulgentes con aquellos que trabajen con extranjeros contra nuestro país", agregó.

Assad, de 46 años, se ha ganado varios enemigos externos. Las potencias occidentales y la Liga Árabe le han exigido que renuncie para dar comienzo a una transición pacífica, mientras que Arabia Saudí y Qatar han ido más lejos, proponiendo armar a los rebeldes.

Joshua Landis, experto en Siria de la Universidad de Oklahoma, dice que las teorías conspirativas reflejan la desconfianza entre la minoría gobernante alauí y la mayoría musulmana suní, que lidera la revuelta.

"¿Cómo se puede esperar que no haya tantas teorías de la conspiración? Las líneas sectarias de odio están creciendo y (Asad) cree que todos son traidores", aseveró. "Eso ha lastrado el país desde su creación", añadió.

Guerra mediática

La paranoia está agravada por un entorno mediático en el que los sirios pueden ver Al Yazira, que a menudo muestra imágenes de las víctimas provocadas por las fuerzas de seguridad, o la televisión estatal, que caracteriza a los rebeldes como sangrientos terroristas.

El levantamiento ha desatado una guerra mediática, con ambas partes luchando por ganarse a la opinión pública a través de propaganda por Internet y teorías conspirativas, condenando a la verdad a una zona aún más gris.

El diario británico The Guardian dijo la semana pasada que había obtenido una serie de correos electrónicos por medio de activistas opositores en los que el presidente aparecía recibiendo consejos de Irán para reprimir las protestas.

Los correos también revelaron que la primera dama Asma gastó decenas de miles de dólares en compras por Internet mientras Siria se sumía en el caos.

A las pocas horas, los leales a Assad colgaron videos en YouTube asegurando que los e-mails fueron falsificados por los "revolucionarios".

Los periodistas independientes no tienen acceso a Siria, por lo cual es imposible verificar las distintas versiones.

Muchos sirios están ofuscados con esta desinformación.

"Puede ser que no creamos a la televisión pro-gubernamental, pero tampoco confiamos en los canales por satélite", dijo un residente de Damasco.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below