España lleva al tribunal europeo el derecho al olvido en la Red

viernes 2 de marzo de 2012 12:34 CET
 

MADRID, 2 mar (Reuters) - La Audiencia Nacional remitió el viernes al Tribunal de Justicia de la UE una consulta sobre el "derecho al olvido" en Internet, después de que un particular reclamara que se borraran unas informaciones relativas a su persona que aparecen en el buscador Google, en un caso que podría sentar jurisprudencia.

El tribunal español ha planteado una "cuestión prejudicial" donde pregunta al máximo tribunal europeo nueve dudas jurídicas planteadas al abordar el caso de un hombre que solicitó que se eliminara de los resultados de búsqueda de Google el enlace a un anuncio de un periódico de tirada nacional sobre la subasta de un inmueble suyo por impago a la Seguridad Social.

El afectado afirma que pese a solucionar ese asunto, el buscador continúa mostrando ese enlace años después.

La iniciativa de la Audiencia Nacional se conoce unos días después de que la Unión Europea anunciara que iba a reformar la política de privacidad de datos en Internet, poniendo más responsabilidad sobre las compañías para proteger la información de los usuarios y planteando introducir multas de hasta un dos por ciento de su facturación anual de las compañías infractoras. [ID:nL5E8CP31R]

El tribunal español ha elevado "el problema referido a las obligaciones que tienen los buscadores de Internet en la protección de datos personales de aquellos afectados que no desean que determinadas informaciones, publicadas en páginas web de terceros y que contienen sus datos personales y permiten relacionarles con la misma, sean localizadas, indexadas y sean puestas a disposición de los internautas de forma indefinida", según el auto.

Entre sus dudas, la sala de lo contencioso-administrativo de la Audiencia plantea si se puede aplicar la normativa comunitaria y nacional de protección de datos o, como afirma Google, hay que acudir a los tribunales de California, Estados Unidos, donde tiene su sede.

Otra de las cuestiones es si la indexación de información se considera tratamiento de datos personales y por tanto un buscador como Google tiene potestad para retirar dichos datos si así lo solicita directamente un afectado, aunque quien haya colgado la información la mantenga al considerarla lícita.

El tribunal también pregunta por el alcance de la protección de datos y si un afectado puede solicitar que se indexe y difunda una información porque la considera negativa o perjudicial a su persona, aunque sea lícita y exacta.

Si el tribunal, con sede en Luxemburgo, admite a trámite la cuestión prejudicial se abrirá un proceso en el podrán intervenir todas partes personadas en la causa española, así como los estados miembros de la UE que lo estimen necesario.

En España hay 130 casos similares, pendientes de la resolución del tribunal europeo, cuya opinión sería vinculante para toda la UE, según el auto de la Audiencia.